Pana cotta de Enebro y Caramelo

  • Ingredientes

  • 1 litro de leche (idealmente de cabra o vegetal)
  • 4 bayas de enebro disecadas
  • 2 cdtas. de extracto de vainilla
  • 150 grs. de azúcar orgánico
  • 28 grs de gelatina sin sabor
  • 100 ml de agua tibia
    •  
    •  Para la salsa de caramelo líquido:
    • 100 grs de azúcar orgánico
    • agua c/n
    • Para las avellanas confitadas:
    • 100 grs de avellanas
    • 100 grs de azúcar orgánico
    • 2-3 cucharadas de agua

Preparación:
Untar los moldes con aceite vegetal, idealmente de coco. Esto facilitará el proceso al momento de desmoldar la panna cotta. Disolver la gelatina en el agua tibia. Reservar. Llevar a fuego moderado en una cacerola la leche, las bayas de enebro machacadas y el extracto de vainilla. Mientras la leche se calienta, realizar un caramelo con el azúcar orgánico y apenas un chorrito de agua. Cocinar hasta que tome un color dorado. En este punto y con mucho cuidado, verter la leche caliente (previamente colada para descartar las bayas de enebro) sobre el caramelo y revolver hasta que se disuelvan los grumos que pudieran formarse. Por último, incorporar la gelatina y mezclando bien hasta amalgamarla con la preparación. Verter en moldes individuales y llevar a la heladera. Endurecen en 1-2 horas.

Para la salsa de caramelo:
Llevar a fuego moderado-bajo el azúcar orgánico hasta que tome color caramelo. Agregar agua hirviendo y revolver hasta disolver los grumos. La cantidad de agua depende de la densidad que se desea en la salsa. Para 100 grs de azúcar corresponden aproximadamente 80-100 ml de agua. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Para las avellanas confitadas:
Pinchar las avellanas por su parte plana, dejando la punta hacia abajo. Preparar un caramelo con el azúcar orgánico y el agua. Cocinar hasta que tome color dorado.
Retirar del fuego y llevar a baño de María inverso, es decir, con agua fría y cubos de hielo para detener la cocción. Tomar las avellanas por el palillo y pasarlas por el caramelo. Dejar solidificar y retirar el palillo. Desmoldar la panna cotta poco tiempo antes de servirla. Acompañar con la salsa de caramelo y algunas avellanas confitadas.