Peras al vino blanco con almíbar de azafrán

Ingredientes

  • Peras, 8
  • Vino blanco seco, 1/2 litro
  • Azúcar, 350 g
  • Un trozo de canela en rama
  • Vainilla, 1/2 vaina
  • Pimienta rosa
  • Azafrán, unas 15 hebras aproximadamente

01: Pelamos y preparamos las peras

Podemos preparar estas peras al vino blanco con almíbar de azafrán cocinando la pera de una sola pieza o bien partidas, peladas, descorazonadas y cortadas por la mitad. Como quizás resulte más estético presentar estas peras al vino blanco en almíbar de azafrán en una sola pieza yo simplemente las he pelado y descorazonado, pero dejando el pedúnculo. Para conseguirlo debemos introducir el descorazonador por la parte inferior de la pera pero sin llegar al otro extremo. Sacamos entonces el descorazonador y con una puntilla inclinada practicamos un ligero corte, siguiendo el orificio practicado con el descorazonador hasta que el corazón se suelte y salga solo.

De este modo tendremos las peras peladas y descorazonadas casi por completo pero manteniendo el pedúnculo y su forma.

02: Hervimos el vino blanco con el azúcar

Introducimos el vino blanco en una cazuela y añadimos todo el azúcar.  Ponemos la cazuela al fuego y, una vez arranque a hervir, reducimos a fuego medio durante 10 minutos.

03: Añadimos el azafrán y el resto de los ingredientes al almíbar de vino blanco

Retiramos el almíbar de vino blanco del fuego y añadimos en torno a 8-10 bolas de pimienta rosa en grano y un trocito de canela en rama.

Abrimos la media vaina de vainilla y raspamos los granos de su interior. Añadimos los granos de vainilla al almíbar.

Por último, incorporamos las hebras de azafrán (con unas 15 hebras será más que suficiente).

04: Cocemos las peras al vino blanco en el almíbar

Introducimos las peras peladas y limpias en el interior del almíbar de vino blanco y azafrán y volvemos a poner la cazuela al fuego.

Cocemos las peras en el almíbar a fuego medio-bajo hasta que estén cocinadas, sin que presenten resistencia pero que sigan manteniendo su forma. El tiempo aproximado de cocción para unas peras al vino blanco con almíbar de azafrán cocinadas de una pieza es de unos 18 minutos, mientras que si las cocemos en mitades con 8-10 minutos de cocción será suficiente.

Una vez cocidas las peras las sacamos del almíbar de azafrán con cuidado (hay que recordar que están vaciadas casi por completo en su centro y serán delicadas) y las reservamos en un plato o recipiente. Si queréis que se mantengan erguidas quizás sea buena idea colocarlas en un recipiente de modo que queden prietas, juntas una con otra,  para que así no se inclinen demasiado.

05: Reducimos el almíbar de azafrán y dejamos enfriar las peras al vino blanco

Cogemos el almíbar restante y lo colamos sobre otra cazuela para retirar la pimienta rosa y la canela en rama. Las hebras de azafrán las volvemos a añadir al almíbar ya colado.

Reducimos entonces el almíbar de azafrán a fuego medio hasta la mitad de su volumen o hasta que adquiera una textura de almíbar espeso y con cuerpo, ni demasiado líquido ni muy espeso.

Dejamos enfriar unos minutos el almíbar de azafrán y volvemos a introducir las peras al vino blanco en él. Terminamos de enfriar las peras al vino blanco en el almíbar de azafrán.

06: Servimos las peras al vino blanco con almíbar de azafrán

Servimos las peras al vino blanco con almíbar de azafrán. Se pueden degustar tibias o frías y con infinidad de acompañamientos, por ejemplo, un buen helado de vainilla.