Hibiscos

Las flores tienen multitud de propiedades y son una fuente de nutrientes y vitaminas que nos ayuda a mejorar nuestra salud. Muy recurrente en jardines, también el hibisco se puede consumir en infusión o utilizarlo como mascarilla para obtener resultados sensacionales. En India, se suele usar para tratar problemas de caspa e irritaciones de la piel. La flor de Hibisco, llamada también flor de Jamaica, es originaria de América y África. Destaca por su llamativo color rojo y tras recolectarla y secarla se elaboran infusiones, que después se consumen en caliente o frío o sirven de base y condimento para postres, ensaladas o incluso platos.

Es un ansiolítico natural. Perfecto en infusiones.

Regula la circulación, por su alto contenido en flavonoides nos ayuda a reducir la presión y a mejorar la circulación sanguínea.

Ayuda a bajar de peso ya que es diurética y ayuda a adelgazar.

Regula el tránsito intestinal, facilitando la digestión y sirve como laxante.

Efecto antioxidante, ya que tiene altas dosis de ácido cítrico y ácido ascórbico, dos potentes antioxidantes que nos ayudan a proteger las células de los efectos de los radiales libres que provocan el envejecimiento prematuro.

Contra los calambres, contiene vitaminas como la tiamina, la vitamina C y la riboflavina.

Alto contenido en Vitamina C, por eso se recomienda tomar en estados de catarros o gripes.

Mejora la fragilidad capilar, fortaleciendo las raíces del cabello y disminuye su caída.

Hidratación cutánea, gracias a su contenido en mucílagos (se encuentran en las algas, semillas de lino (Linaza), semillas de chía, en raíces de malva, membrillo, liquen, nopal, en ciertos hongos y en muchos vegetales. Proceden de las degradaciones de la celulosa, calosa, lignina y de las materias pécticas).

-Para los problemas menstruales, el extracto acuoso de las hojas tiene un efecto relajante de la musculatura uterina.

Puedes encontrar flor de hibisco en mercados a granel o en tiendas naturistas o de autoservicio, así como tiendas especializadas y herbosteria. Se puede encontrar en flor desecada, tintura o extracto fluido. La dosis sugerida de la tintura o el extracto es de 50 gotas, 1 a 3 veces al día.

El hibisco no debiera faltar de tu despensa. Sus numerosas virtudes medicinales lo convierten en un aliado de tu salud, exento de efectos secundarios. Cuida de tu digestión, de tu salud cardiovascular, y también de tu estado emocional, como en seguida veremos.

Al hibisco se le atribuyen propiedades vitamínicas, remineralizantes, digestivas, aperitivas, tónicas, ligeramente laxantes, diuréticas, antiinflamatorias, antiespasmódicas, vasoprotectoras, vasodilatadoras, demulcentes y balsámicas, y se comporta también como tónico venoso y moderadamente relajante. Se usa como corrector de sabor para muchas infusiones amargas o insulsas, a las que además aporta su intensa tonalidad rojiza.

A tenor de todas estas acciones terapéuticas, el hibisco está recomendado como tratamiento natural para las siguientes afecciones corrientes:

  • La falta de apetito, la debilidad y los estados anémicos transitorios. En tal caso, puede ser recomendable asociarlo a plantas que complementan su acción como la ortiga, el espino amarillo, o la milenrama. Supone un excelente aporte vitamínico.
  • Las digestiones pesadas, dispepsias, sensaciones de empacho, dolor abdominal. Favorece una buena digestión y ayuda a metabolizar los alimentos ingeridos.
  • Te ayuda a aliviar los espasmos gastrointestinales, mejora la gastroenteritis y combate la acidez estomacal.
  • Favorece la estimulación de las funciones hepáticas, actúa como un descongestionante hepático, ideal tras un empache o un episodio de alergia alimentaria, o una mala digestión en general.
  • Es útil para tratar el estreñimiento puntual, sobre todo si lo combinas con plantas más activas en este caso, como el lino, el malvavisco, o la zaragatona.
  • Es un apoyo para mantener a raya los niveles de colesterol y triglicéridos, sobre todo cuando se toma en sustitución de bebidas azucaradas.
  • Te ayuda igualmente a reducir la hipertensión, actuando como un diurético seguro.
  • Por su alto poder diurético y depurativo, es un apoyo excelente contra las infecciones en el tracto urinario.
  • Puede ser un buen aliado para ayudarte a perder peso, por cuanto dificulta la retención de líquidos y favorece la eliminación de toxinas y excedentes grasos por la orina.
  • Presenta una acción antioxidante notable. Te ayudará a prevenir las infecciones respiratorias, digestivas y urinarias.
  • Está indicado, por su poder balsámico y demulcente, para tratar diferentes afecciones respiratorias, como catarrosepisodios gripales y faringitis. Combate la congestión y repara las mucosas irritadas.
  • Es un excelente antiséptico y antimicrobiano, y te ayudará a fortalecer tus defensas autoinmunes.
  • Destaca como un buen tónico venoso, mejora la circulación y previene el estancamiento venoso. Se indica para el tratamiento natural de varicesflebitis y hemorroides.
  • La infusión de hibisco, combinada con amapola, y valeriana o pasiflora, puede ser un tranquilizante suave, que a muchos les servirá para ayudarles a conciliar el sueño, o para hacerlo más profundo y reparador.
  • Y, finalmente, la infusión fría, o incluso muy fría, de hibisco, supone un reputado remedio para combatir la sed, y la sensación de ahogo y sofoco por el calor, en los meses estivales.

Infusión de ibisco y jengibre con un toque cítrico

Ingredientes

 

  •  15 gr flor de ibisco
  •  15 gr jengibre en polvo
  •  15 gr manzanilla
  •  ½ mandarina
  •  1 vasito zumo de limón
  •  500 ml agua
  •  4 ramitas menta

Paso 1

Se elabora en frío, sumergiendo las hierbas y la mandarina desgajada en el agua fría. Se mantiene en la nevera 3 o 4 horas.
blank

Paso 2

Se filtra y se le agrega el zumo de limón. Se decora con unas hojas de menta y, si se desea, una rodaja de limón o unos gajos de mandarina.

Paso 3

Cómo tomarla: Fría o muy fría, sacada de la nevera, o mantenida un rato en el congelador.  Resulta muy apetecible a media tarde o tras un esfuerzo físico. Tiene un sabor intenso, con el requerido matiz alimonado. Propiedades: Es una infusión muy adecuada para favorecer la digestión y combatir la pesadez estomacal, la inflamación gástrica y las náuseas.
INFUSIÓN DE HIBISCO Y JENGIBRE CON UN TOQUE CÍTRICO.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.