Agua de Azahar

Categoría:

Se denomina Azahar (nombre de procedencia árabe que significa “flor blanca”) o flor de Azahar, a las flores procedentes del naranjo, del limonero y del cidro, aunque se asocian popularmente a la flor del Naranjo. El Agua de Azahar es una fragancia dulce muy aromática que se ha utilizado desde hace cientos de años en la elaboración de dulces como magdalenas, bizcochos, dulces con miel y especialmente el Roscón de Reyes, en España, su aroma forma parte inseparable de las fiestas de Navidad al ser uno de los principales ingredientes del Roscón de Reyes; en Francia se usa para hacer magdalenas y otro tipo de bizcochos, en Marruecos es un ingrediente habitual en su muy variada repostería, y en México, hasta donde llegó de la mano de los españoles, es un ingrediente del famoso Pan de Muerto. El Agua de Azahar le puede dar un toque delicioso a muy distintas recetas de repostería. En el Magreb, se usa para perfumar el cuscús, los pasteles o en infusiones. En el sur de Francia, es indispensable en los brioches. De forma más original se usa también en lo que se llama “la Nouvelle cuisine” y proporciona también un toque húmedo al foie antes de asarlo. El Agua de Azahar se obtiene de la destilación de las flores del naranjo amargo (Flor de Azahar).

Bollitos de Pan al Azahar

Ingredientes
  • 350 gramos de harina
  • 25 gramos de levadura en granos
  • 10 cucharadas de leche
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 1 huevo
  • Una pizca de sal
  • 5 cucharadas de mantequilla
  • Ralladura de una naranja
  • 1 cucharadita de agua de azahar
Para Pintarlos
  • 1 huevo
  • Mezcla de azúcar y agua
Procedimiento
  1. En un tazón cernimos la harina con la sal, en otro tazón batimos el huevo con el azúcar, la mantequilla que debe estar a temperatura ambiente se mezcla con el huevo y el azúcar, luego en otro tazón disolvemos la levadura con la harina, echamos encima la mezcla de huevo batido con azúcar y mantequilla y vamos mezclando, echamos el agua de azahar, la ralladura de naranja, por último echamos la leche tibia y vamos amasando hasta formar una masa que no pegue en las manos.
  2. Ponemos la bola de masa en un tazón untado en aceite, la cubrimos, y dejamos que crezca hasta doblar su volumen en un sitio cerrado sin corrientes de aire.
  3. Cuando la masa haya crecido, tomamos pequeñas porciones y hacemos los panecitos, les hacemos un corte por encima y los colocamos sobre una bandeja con una lamina siliconada o la bandeja engrasada, y los tapamos, dejamos que leuden….
  4. Cuando ya estén crecidos, encendemos el horno a 350 ° F y pintamos los panecitos con el huevo batido, y por encima les echamos la mezcla de agua y azúcar, los horneamos hasta que estén cocidos y doraditos.
  5. Si los quieren conservar, al enfriar se meten en bolsas plásticas y se congelan.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.