Ajo Polvo

Categoría:

Perteneciente tradicionalmente a la familia de las liláceas, su cultivo data de muy antiguo. Probablemente tenga su origen en Asia occidental, desde donde su producción fue migrando hacia el Mar Mediterráneo. En la actualidad, el mayor productor de ajo es China, seguido de cerca por la India y Egipto.La plantación del ajo requiere de suelos ricos, con buen drenaje, y un clima cuya temperatura no exceda los 17ºC. Cuanto mayor es el frío al que se lo somete, más picante será el sabor que se obtenga.Es un saborizante natural en la cocina, y su aroma es muy característico de la cocina Mediterránea. En algunas preparaciones se incluyen los brotes, con un acento más fuerte, si bien lo más común es consumir únicamente el bulbo (o diente).
Se puede utilizar para sopas (como el salmorejo cordobés), salsas emulsionadas (alioli), como condimento principal de un plato (pollo al ajillo) o simplemente para dar aroma a una preparación aunque no se lo incluya en el resultado final de la misma.Sus usos medicinales son muy vastos. Los efectos benéficos en el organismo incluyen propiedades antioxidantes, virtudes antihipertensivas, favorece el control de enfermedades cardíacas e incluso se lo relaciona con el combate de ciertos tipos de cáncer, de la diabetes mellitus y de la depresión. 

Pan de ajo

  • Una barra de pan baguette
  • 50 gramos de mantequilla
  • 2 ajos pequeños
  • Media cucharadita de ajo en polvo
  • Un poquito de pimienta molida
  • Perejil fresco
  • Comenzaremos triturando los ajos junto con la mantequilla, el perejil fresco y el ajo en polvo. Salpimentamos.
  • Cortamos rebanadas como de 2 centímetros de pan baguette.
  • Untamos la mantequilla de ajo en la rebanada de pan y las introducimos al horno a 180 grados hasta que se tueste el pan. Así de sencillo.

Pan de ajo casero

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.