Arroz integral

El arroz integral, llamado también arroz cargo, arroz pardo o arroz moreno, es arroz descascarillado, al que solo se le ha quitado la cáscara exterior o gluma, no comestible. Conserva el germen íntegro con la capa de salvado que lo envuelve, lo que le confiere un color moreno claro.

SKU: 004000 Categoría:

Siendo conscientes de lo importante que es el arroz en la alimentación, si lo que realmente queremos es que sea nutritivo, deberíamos escoger sin pensarlo el arroz integral (ecológico mucho mejor), con muchas más propiedades nutricionales que el arroz pulido, como sucede con la mayoría de los cereales.El arroz integral, igual que otros cereales integrales, perdió cota de mercado por ser menos fino al paladar, más lento en su tratamiento culinario y quizá, para algunos, menos atractivo a la vista. Pero el interés por la dieta saludable está haciendo que de nuevo se le dé la importancia que merece, aunque todavía es necesario aumentar el consumo de arroz integral entre la población.

1.- Diurético

Esta propiedad es la que ayuda a evitar el estreñimiento y potenciar a todo tu sistema a trabajar como es debido en lo que respecta al ciclo alimenticio y excretor.

Esta posibilidad es gracias a su alta concentración de fibra, por lo que si necesitas equilibrar tu flora intestinal, este tipo de arroz es el que necesitas para hacerlo.

2.- Saciante

El arroz es perfecto para utilizarse como prevención a la ansiedad que puede surgir en una dieta de “tentempiés” a medio día o media noche, pues la misma toma una prolongada digestión, por lo que el deseo de comer podrá ser mantenido a raya por más tiempo por tu estómago y lo que es más, si tener que poseer de una gran fuerza de voluntad o convicción.

3.- Energizante

Es ideal para darte energía durante todo el día, ya que le arroz por sí solo es un carbohidrato complejo, por lo que si haces un consumo prudente de este, nunca tendrás problemas de agotamiento durante tu jornada laboral o tu día a día.

4.- Antioxidante

Sus propiedades antioxidantes le permitirán a tu organismo acabar con lo que se conoce como radicales libres. Esto a su vez le permitirá a cada uno de tus órganos trabajar de forma más eficiente.

5.- Ideal para los celíacos

Al ser integral no tiene ni un pequeño rastro de gluten. Por lo que no hay problema si eres de esas personas que no toleran este último y podrás gozar de todos los grandes beneficios que te ofrece al mismo tempo.

Beneficios del arroz integral

No dudes ni si quiera un momento si te ha pasado por la cabeza empezar a consumir este arroz, o reemplazarlo permanentemente por cualquier otro que acostumbres comer.

Este arroz es uno de los mejores cambios alimenticios que puedes decidir tomar en tu vida. Además de esto, es el arroz ideal para cualquier dieta por encima de cualquier otro tipo. Aquí tienes las razones:

1.- Evita la retención de líquidos

Posee una baja (casi nula en comparación con los otros) concentración de sodio, evita cualquier tipo de retención de líquidos y ayuda a reducir kilos excendentes.

2.- Bajas de peso

Debido a lo que mencionamos en sus propiedades, te permitirá bajar de peso. Comerás menores cantidades o con menor frecuencia, el mismo es mucho más bajo en calorías, además que te permitirá mejorar la función intestinal y a la vez es más bajo en grasas.

3.- Previene el cáncer de colón

Gracias a su alta cantidad de fibras saludables y a la mejora del rendimiento de todo lo relacionado al aparato excretor, es posible evitar este tipo de cáncer debido a que el mismo trabaja de forma menos forzada.

4.- Baja el colesterol

Es increíblemente bueno para evitar enfermedades relacionadas al corazón, ya que al contener menor cantidad de grasas el colesterol negativo se mantiene en niveles estables y aceptables.

5.- Mantiene el ácido úrico bajo

El arroz integral puede llegar a ser el mejor aliado para aquellas personas que buscan una forma natural primordial o complementaria para sus repentinas subidas de ácido úrico.

6.- Regula la cantidad de azúcar en la sangre

Para mis amigos los diabéticos, les digo que también es increíble este arroz para ustedes. Debido a que su digestión es tardía puede mantener los niveles de glucosa en la sangre de forma estable, evitando por supuesto una subida de azúcar.

7.- Composición del arroz integral

Podemos ver el arroz integral como hacer consumo de este en su forma más pura, pues para obtener el arroz blanco, el vaporizado, el rojo o cualquiera del resto, se necesita procesarlo.

Posterior a ese procesado se pierden mineral, vitaminas y nutrientes tales como: Hierro, potasio, magnesio, sodio, calcio, fósforo, zinc, provitamina A, Vitamina B1, B3, B12, E y K.

Lo más resaltante que puede perder el arroz integral al procesarlo (que en su mayoría es encontrado en la cáscara que lo cubre) son el magnesio y el hierro, los cuales son muy necesarios para el cuerpo (el primero para la prevención de la osteoporosis y el segundo es un increíble complemento para la hemoglobina e inclusive para las proteínas musculares.

Arroz integral con atún

 

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 2 dientes de ajo, pelados y picados finamente
  • 1 cebolla grande, pelada y picada en cubos pequeños
  • 425 gr de atún en aceite, bien escurrido y desmenuzado
  • 185 gr de arroz integral
  • 1-2 tomates medianos maduros, cortados en cubos (opcional)
  • Agua o caldo de pescado o de pollo
  • Un manojo de perejil picado, para decorar
    En una sartén antiadherente grande, calentamos el aceite de oliva a fuego medio. Una vez caliente, añadimos la cebolla y el ajo bien picados. Dejamos que se pochen durante unos minutos, revolviendo de vez en cuando para que no se nos quemen.

    Cuando la cebolla esté blanda y los ajos dorados, incorporamos el comino en polvo y revolvemos para que se distribuya.

    Agregamos el atún bien escurrido y desmenuzado y sazonamos con sal y pimienta negra al gusto. Lo dejamos que se sofría todo durante un par de minutos y, a continuación, incorporamos el arroz.

    Revolvemos todo para que los sabores se integren y empezamos a calentar el agua o el caldo. Calcula que es 2,5 vasos de líquido por cada 1 de arroz.

    Una vez caliente, lo vertemos en el arroz y lo removemos todo para que todos los granos estén sumergidos. Dejamos que cueza el tiempo que nos indique el fabricante. En el mío ponía que con 20 minutos era suficiente.

    Al cabo de los 20 minutos probamos el arroz para ver si está bien hecho o todavía algo duro. Es cierto que el arroz integral siempre va a tener una textura más dura que el normal, por eso, siempre lo dejo 5 minutos más. Si el líquido ya se ha evaporado, añadimos un poquito más, lo justo para que cueza 5 minutos más.

    Apagamos el fuego, incorporamos el tomate por encima, lo tapamos, y dejamos que repose 5 minutos.
    Después, espolvoreamos el perejil picado por encima y servimos.Notas del cocinero:

    Me gusta lavar antes el arroz para eliminar cualquier residuo o polvo que tenga.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.