Bayas de Enebro

Las bayas (o gálbulos) de enebro son conocidas sobre todo por ser el principal aromatizante de la ginebra (y responsable del nombre de esta bebida, que es una forma acortada de la palabra holandesa para enebro, genever).Las bayas de enebro también se usan como aromatizante en el licor Jenever y en las cervezas tipo sahti. La salsa de baya de enebro es popular para aderezar codorniz, faisán, ternera, conejo, venado y otras carnes de caza..Los indios navajo han usado el enebro para tratar la diabetes, mientras que en Europa se llegó a recomendar las bayas maduradas para otras condicionesLas bayas de enebro se destilan para producir un aceite esencial que puede variar de incoloro a amarillo o verde claro..

  • Para tratar dolores musculares

    Puede administrarse por vía interna a través de infusiones y de forma externa para dar masajes contra dolores musculares, de articulaciones o lesiones deportivas. También suele utilizarse para tratar varices y problemas de retención de líquidos.

  • Como analgésico

    Una infusión de enebro puede usarse en un baño para obtener resultados analgésicos para aliviar tensiones y mejorar los estados de estrés o ansiedad.

  • Como expectorante

    También tiene propiedades balsámicas y expectorantes.

  • Como antiséptico

    Es muy antiséptico, por lo que se usa para limpiar heridas o prevenir infecciones. Además tiene propiedades como hipoglucemiante.

  • Como remedio para la cistitis

    Las bayas son muy diuréticas y se recomienda su consumo en los casos de cistitis. También favorece la eliminación de sustancias tóxicas a través de la orina.

  • Promueve la salud de los riñones

    Por su poder diurético resulta beneficioso para casos de gota, hipertensión y para expulsar pequeños cálculos en los riñones.

  • Combate la artritis reumatoide

    Gracias su acción analgésica es una planta ideal para el tratamiento de la artritis reumatoide.

  • Salud estomacal

    Es bueno para el estómago, ya que los principios activos que contiene estimulan las secreciones gástricas, abriendo el apetito y mejoran las digestiones.

  • Estimulante

    El aceite aromático es un poderoso estimulante en momentos de ansiedad, estado anímico bajo y debilidad.

  • Remedio contra gripes y resfriados

    Por sus propiedades antisépticas es un remedio natural para las gripes, resfriados y bronquitis.

    • Beneficioso para la piel

      Para la piel sus beneficios son numerosos ya que regula el exceso de sebo, tonifica y calma problemas de piel como la dermatitis y los eczemas.

  • Contraindicaciones y efectos adversos

    • Un uso continuado pueden irritar los riñones, por lo que las personas con problemas renales no deberían emplear esta planta.
    • El enebro estimula las contracciones de útero, por ello las mujeres embarazadas no deben tomarlo.
    • Puede aumentar el azúcar en la sangre por lo que los diabéticos deben consultar con su médico antes de tomarlo.
    • Aplicado externamente puede provocar una erupción cutánea.
  • Pana cotta de Enebro y caramelo

    Ingredientes

 

  • 1 litro de leche (idealmente de cabra o vegetal)
  • 4 bayas de enebro disecadas
  • 2 cdtas. de extracto de vainilla
  • 150 grs. de azúcar orgánico
  • 28 grs de gelatina sin sabor
  • 100 ml de agua tibia
    •  Para la salsa de caramelo líquido:
    • 100 grs de azúcar orgánico
    • agua c/n
    • Para las avellanas confitadas:
    • 100 grs de avellanas
    • 100 grs de azúcar orgánico
    • 2-3 cucharadas de agua

Preparación:
Untar los moldes con aceite vegetal, idealmente de coco. Esto facilitará el proceso al momento de desmoldar la panna cotta.

Disolver la gelatina en el agua tibia. Reservar.

Llevar a fuego moderado en una cacerola la leche, las bayas de enebro machacadas y el extracto de vainilla.

Mientras la leche se calienta, realizar un caramelo con el azúcar orgánico y apenas un chorrito de agua. Cocinar hasta que tome un color dorado.

En este punto y con mucho cuidado, verter la leche caliente (previamente colada para descartar las bayas de enebro) sobre el caramelo y revolver hasta que se disuelvan los grumos que pudieran formarse.

Por último, incorporar la gelatina y mezclando bien hasta amalgamarla con la preparación.
Verter en moldes individuales y llevar a la heladera. Endurecen en 1-2 horas.

Para la salsa de caramelo:
Llevar a fuego moderado-bajo el azúcar orgánico hasta que tome color caramelo. Agregar agua hirviendo y revolver hasta disolver los grumos. La cantidad de agua depende de la densidad que se desea en la salsa. Para 100 grs de azúcar corresponden aproximadamente 80-100 ml de agua. Retirar del fuego y dejar enfriar.

Para las avellanas confitadas:
Pinchar las avellanas por su parte plana, dejando la punta hacia abajo. Preparar un caramelo con el azúcar orgánico y el agua. Cocinar hasta que tome color dorado.
Retirar del fuego y llevar a baño de María inverso, es decir, con agua fría y cubos de hielo para detener la cocción. Tomar las avellanas por el palillo y pasarlas por el caramelo. Dejar solidificar y retirar el palillo.

Desmoldar la panna cotta poco tiempo antes de servirla. Acompañar con la salsa de caramelo y algunas avellanas confitadas.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.