Choritos

Categoría:

El “chorito” es un marisco de carne limpia, sabrosa y tierna, muy recomendado desde el punto de vista nutricional, “ya que concentra muchos minerales, vitaminas, proteínas y grasas de buena calidad, y además es bajo en calorías, ideal para quienes quieren comer rico y sin engordar”. Según la especialista, la porción recomendada es de 150 gr (sin concha, sólo el chorito), 1 a 2 veces por semana ideal en reemplazo de otra proteína como la carne, ya que, tiene igual perfil de proteínas, pero menos grasa y menos calorías. Molusco del que existen numerosas especies en el mundo. Generalmente presentan una concha oblonga, delgada y finamente estriada, de color azul más o menos oscuro. Pueden medir desde 8 cm hasta 20 cm dependiendo de la especie. Los mejillones se recolectan mediante pesco o mediante viveros. Se comercializan por peso y pueden estar frescos, congelados, en conserva o en semiconserva. Los mejillones que se compran vivos deben estar bien cerrados, no secos. Deben cocinarse en los tres días siguientes a la expedición desde el lugar de producción (las conchas rotas o entreabiertas, que no se cierran cuando se chocan, deben descartarse por sistema). Antes del empleo es preciso retirar todos los filamentos y pequeños animales calcáreos cónicos que llevan pegados en sus conchas, cepillándolos y rascándolos bajo agua corriente. Los mejillones crudos deben consumirse el mismo día de la compra. El mejillón proporciona 80 kcal o 334 kJ por cada 100 g y es rico en calcio, hierro y yodo. Es un alimento muy popular que a menudo se cocina sin gran elaboración: a la marinera, a la crema, frito, salteado o gratinados. Los mejillones están presentes en numerosas recetas internacionales: intervienen en la paella y en el mussel broth inglés, sin olvidar las distintas preparaciones belgas, al vino blanco, con crema y pe­rejil, o
con cerveza lambic. Los mejillones se acompañan entonces con papas fritas bien crujientes. La porción recomendada es de 150 gr (sin concha, sólo el chorito), 1 a 2 veces por semana ideal en reemplazo de otra proteína como la carne, ya que, tiene igual perfil de proteínas, pero menos grasa y menos calorías. Agrega que para mejorar la absorción de sus nutrientes, es recomendable añadirles vitaminas y no frituras, cocinarlos al vapor o hervidos con un toque de vino blanco, ajo y especias, luego se pueden servir en su caldo caliente o bien fríos con jugo de limón, perejil, cebolla. También se pueden comer como acompañamiento del plato de fondo con arroz integral, papas cocidas, pastas o similares (hacer un pino con cebolla, zanahoria, pimientos, especias y agregarles los choritos cocidos al vapor).

Ensalada de Choritos con pasta

INGREDIENTES:

 

  • 2 conservas de Choritos en aceite
  • 1 paquete de pastas tipo espirales o similar
  • 1 cda. de alcaparras
  • 2 cdas. de perejil
  • sal a gusto
  • ¼ cda. de pimentón rojo picado en cubitos
  • 3 cdas. de jugo de limón
  • 1 cda. de cebolla picada finamente
  • 1 ½ cda. de mostaza de dijon
  • ½ cdta. de azúcar
  • ½ taza de aceite de oliva
  • 2 cdas. de cebollín finamente picado

PREPARACIÓN:

  • Prepara las pastas según las instrucciones del envase.
  • A las pastas agregarle los choritos, las alcaparras, el perejil y el pimentón rojo, revuelve bien.
  • Aderezo: En otro recipiente mezcla el jugo de limón, la cebolla, la mostaza, el azúcar y el aceite de oliva. Revuelver hasta formar una mezcla homogénea.
  • Verter el aderezo sobre la pasta con choritos, sazonar con sal a gusto y adornar con cebollín picado.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.