Curry

Nombre de una mezcla de especias de origen indio, en polvo o en pasta. Designa, asimismo, el plato aromatizado por esta mezcla de color amarillo. En la India cada cocinero prepara su propio curry, y los componentes varían según la región, la casta y el uso. En Occidente, las mezclas obedecen a fórmulas fijas. Hoy en día se encuentran currys suaves, fuertes y muy picantes . Una composición clásica comprende, por ejemplo, cúrcuma, cilantro, comino, pimienta (indispensables), clavo de olor, cardamomo, jengibre, nuez moscada, tamarindo y chile (opcionales). También se puede realzar con hinojo, alcaravea, ginseng, albahaca seca, granos de mostaza o canela. En Sri Lan­ka se añade leche de coco y yogur, y en Tailandia, pasta de camarones secos. En la India, los currys son untuosos, líquidos, secos o en polvo, y su color va del blanco al pardo dorado o al rojo, pasando por el verde. En Oriente, el curry aromatiza numerosas comidas vegetarianas, así como platos de carne o de pescado. En Occidente se preparan sobre todo currys de cerdo, pollo o cordero. Existen tres maneras de preparación del curry: – A la india. La carne en trozos se pone a dorar con cebollas y chalotas en láminas, y luego se reemplaza por un guiso de tomates con curry (al que a veces se añade leche de coco) y especias, que se deja cocer a fuego lento antes de volver a introducir la carne con caldo. – A la china. La carne, cortada en trocitos muy pequeños, se pone a macerar con el curry y la salsa de soya, y luego se vierte una sola vez en una sartén con manteca de cerdo, donde se cuece con especias. – A la inglesa. La carne en trozos, espolvoreada con harina y luego con curry, y mojada con caldo, se cuece en un guiso clásico. El curry también realza el sabor de diversas preparaciones como un arroz pilaf, un bisque, una sopa, un guiso de lentejas, un plato de verduras o incluso una mayonesa para el pescado o una mantequilla compuesta.

El curry no es una especia, sino una mezcla de varias especias muy empleada en la cocina asiática en general. Además de su agradable sabor, detrás del curry se esconden numerosas propiedades medicinales.

1. Previene el alzhéimer. Según los estudios más recientes, los efectos de la cúrcuma, incluido en el curry, ayudan a la recuperación y autorreparación de las funciones del cerebro. De hecho, puede prevenir la propagación de placas amiloideas que causan el alzhéimer.

2. Es bueno para la digestión. Por si no lo sabías, el curry también favorece la reducción de problemas digestivos como el mal aliento y los cólicos, además de calmar el intestino y bloquear intoxicaciones alimentarias.

3. Tiene efectos antioxidantes. La cúrcuma, una de las especias que componen el curry, es un antioxidante natural que ayuda a combatir el daño provocado por los radicales libres en las proteínas, las células o el ADN. El curry es capaz de neutralizar los radicales libres y, además, aumentar la actividad antioxidante propia de nuestro organismo.

4. Reduce la inflamación. La inflamación es un mecanismo de defensa del cuerpo que ayuda a destruir los agentes patógenos que intentan atacar el organismo. Sin embargo, cuando la inflamación se prolonga más de lo debido, esta puede convertirse en un serio problema que incluso puede contribuir al desarrollo de varias enfermedades. Según varios estudios, el curry actúa bloqueando un marcador de inflamación muy importante y puede llegar a ser más eficaz que ciertos medicamentos antiinflamatorios.

5. Fortalece el sistema inmunitario. El consumo regular de curry ayuda a combatir numerosas bacterias patógenas y fortalece el sistema inmunitario. También puede prevenir el resfriado y sus síntomas y es muy efectivo a la hora de descongestionar las vías respiratorias.

6. Minimiza los síntomas de artritis. La artritis es una enfermedad inflamatoria que afecta a las articulaciones y la cúrcuma es un antiinflamatorio natural. Por tanto, se puede deducir que el consumo de curry mejora los síntomas de la artritis al reducir la inflamación causada por esta. De hecho, hay diversos estudios que lo confirman y que han comparado sus efectos con los de algunos medicamentos antiinflamatorios.

7. Tiene propiedades anticancerígenas. Los datos provenientes de las últimas investigaciones han mostrado que el curry puede reducir el crecimiento, desarrollo y extensión de cáncer a nivel molecular. Es decir, podría disminuir la metástasis y contribuiría a destruir las células cancerosas.

8. Retrasa el envejecimiento. Quizá uno de los beneficios más populares del curry en este momento es su capacidad de retrasar el envejecimiento.

Por último, además de los múltiples beneficios que aporta el curry para la salud, también puede funcionar como aliado para bajar de peso. Especias como la cúrcuma y la pimienta negra aceleran el metabolismo permitiendo que el cuerpo queme más grasa. Por esta razón, el curry favores y facilita el control y la reducción del peso corporal.

Verduras al Curry

 INGREDIENTES
 INSTRUCCIONES
  1. Pelar y trocear el camote y el zapallo. Poner en una bandeja para horno con un poco de aceite de oliva y asar durante 15 minutos a 180 ºC.
  2. En una cacerola, poner un poco más de aceite de oliva y saltear la cebolla con el puerro hasta que comiencen a dorarse, en ese momento añadir los champiñones troceados, el zapallo italiano y remover.
  3. Pelar y trocear los tomates, añadir a la olla y dejar que se mezclen con el resto de ingredientes.
  4. Una vez listos el camote y el zapallo, sacar del horno y añadir a la olla junto con el curry y la cúrcuma. Mezclar bien y cubrir con el caldo de verduras y la leche de coco.
  5. Añadir el jengibre fresco rallado, salpimentar al gusto y dejar cocinar a fuego lento unos 30 minutos o hasta que parte del caldo se haya evaporado y formado una salsa espesa.

Verduras al curry en un bol de coco

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.