Damasco Deshidratado

Categoría:

Los albaricoques secos son un tipo de fruta seca tradicional. Cuando se trata con dióxido de azufre, el color es naranja vivo. La fruta orgánica no tratada con vapor de azufre es de color más oscuro y tiene una textura más gruesa. En general, cuanto más claro es el color, mayor es el contenido de SO₂ El damasco turco es originario de Smirna, Turquía y se diferencia de la fruta de nuestro país tanto por su color como sabor y tamaño. Esta variedad de damasco se elabora desecándolo de forma natural al sol o bien mediante calor artificial, lo que provoca que su contenido de agua se reduzca de manera brusca, mientras que aumenta su concentración de nutrientes. Esto lo convierte en un alimento altamente energético y una opción nutricional muy saludable, con grandes aportes al organismo.Es alto en vitaminas como la provitamina A (beta-caroteno), vitamina B3 o niacina y vitamina C en menor cantidad. El caroteno ayuda a prevenir varios tipos de cánceres como el de estómago, pulmón, vesícula, esófago y garganta.También contiene pectina y celulosa, que facilita el movimiento de los intestinos y combate el estreñimiento. Contiene hidratos de carbono simples, fibra y minerales como potasio, magnesio y calcio, por lo que se recomienda especialmente a deportistas y personas que necesitan altas dosis de energía.Es una gran ayuda para personas afectadas por reuma, artrosis o artritis, ya que des cristaliza, y los resultados de quienes lo consumen son excelentes.Comer habitualmente damasco turco contribuye a que el organismo esté más saludable, mejore su funcionamiento, controle el sistema nervioso, la piel se vea más tersa, con mejor visión, sedosidad del cabello, y huesos y músculos más firmes.

GALLETAS DE ZANAHORIAS Y DAMASCOS SECOS

36 galletas medianas
Ingredientes:

  • 3/4 taza de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2/3 taza de azucar granulada
  • 1/3 taza de azucar rubia
  • 1 huevo
  • 1/2 cucharadita de vainilla
  • 2 tazas de harina sin polvos de hornear
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 taza de zanahoria rallada en el rallador (como para ensalada), unas 3 medianas
  • 1 taza de damascos turcos secos picados en trozos pequeños
  • 1/2 taza de nueces picadas
  • 1/2 taza de chips de chocolate, yo use semi-amargo

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180C o 350F.
  2. Con la batidora batir la mantequilla hasta que este cremosa, unos 2 minutos, agregar el azucar granulada y rubia y batir hasta que este pálido y cremoso, unos 3-4 minutos, agregar el huevo y batir hasta incorporar. Agregar la vainilla he incorporar. Parar la batidora y agregar el harina, los polvos de hornear, jengibre, mezclar con la batidora o a mano. Agregar la zanahoria rallada, damascos, nueces y chips de chocolate, mezclar con una cuchara o espátula hasta que estén bien distribuidos.
  3. Con una cucharada de servir helado o una cuchara normal hacer montoncitos todos del mismo tamaño, separados por unos 2 cm. aplastarlos suavemente con el dedo sobre una lata enmantequillada o con silpat o con papel siliconado.
  4. Hornear por 15-18 minutos, están listas cuando los bordes están dorados y por abajo estan doradas, arriba se ven húmedas aún.
  5. Sacar y dejar enfriar en la lata por 2 minutos, luego mover a una rejilla y dejar enfriar totalmente. Comer frescas o congelar.

Galletas de zanahoria y damascos secos

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.