Estragon

El estragón o dragoncillo se emplea en casi todas las cocinas occidentales como aromatizador, siendo preferible utilizar las hojas frescas, si bien también es frecuente el uso del estragón seco. Hay dos tipos de estragón utilizados en cocina:​ el francés y el ruso. El ruso pertenece a una especie distinta, la Artemisia dracunculoides (Rusian Tarragon), que es menos aromática y tiene un toque amargo. El estragón francés no debe ser confundido  con otra planta, el estragón mexicano, muy empleado en la elaboración del mole verde, típico de Jalisco. El aroma del estragón es ligeramente anisado y tiene tonos dulces y picantes. Esta hierba aparece frecuentemente en las gastronomías del norte y este de Europa. En el recetario de la cocina francesa es fundamental​ apareciendo en muchos platos y es uno de los ingredientes clásicos en distintas mezclas galas de hierbas: Es uno de los condimentos imprescindibles de la sauce béarnaise e interviene en la composición de numerosas salsas o cremas de mostaza; es una hierba muy utilizada para aromatizar vinagres y también se usa para elaborar una al estragón. También se ha utilizado para aromatizar el vodka. Entre las recetas clásicas que llevan estragón figuran: bisque de marisco, sopa bullabesa, pollo al estragón, tabule,piccata verde, T-bone steak con mantequilla de estragón, salmón aromatizado, canapés de queso reblochon, setas con salsa de estragón. Todos conocemos el estragón por su uso alimentario, también es conocido como tarragón; pertenece a la familia  Asteraceae, pero tiene cierta familiaridad con ajenjo. Es una planta que crece en estado salvaje en el sur de Europa, pero al norte de Europa es cultivada y cada país le añade su nombre, por ello, existe una gran variedad, como por ejemplo: francesa, germánica, rusa, etc. Cuya diferencia radica principalmente en el sabor y el aroma. La planta puede llegar a una altura de 60 a 120 cm. No se sabe muy bien de donde proviene, pero es probable que su origen esté en Siberia y Asia Central, pero no se sabe cómo llegó a Europa. El estragón tiene un olor muy característico, por lo que se utiliza como planta aromática.Se ha utilizado en el mundo de la gastronomía desde el siglo XVI, y sus hojas se utilizan frescas para añadir aroma a los platos con gelatina, las ensaladas, y salsas como la tártara, una original salsa verde, gribiche, bearnesa y Vincent. Actualmente se utiliza para aromatizar huevos, anguila, pollo y ensaladas preparadas. El estragón no solo es famoso en el mundo de la gastronomía, sino que también se conoce por sus excelentes propiedades e impacto positivo en el cuerpo, ¡veámoslas!

Propiedades del Estragón.

Tiene un efecto eupéptico y carminativo, propiedad que favorece la digestión y ayuda a expulsar los gases del intestino. También mejora la mala digestión, los retortijones y los cólicos que ocasionan los gases. El estragón previene las ulceras en el estómago, ya que es una fuente natural de nerol. También es efectivo para tratar la gastritis, y la bacteria H. Pylori. Además estimula la producción de la bilis, ya que ésta planta tiene un efecto calagogo y colerético, es decir, favorece la producción y expulsión de bilis del hígado. Esto ayuda a que el hígado este limpio al igual que la vesícula biliar, y es excelente para prevenir las piedras en la vesícula.

Beneficios del Estragón.

  • Es antioxidante, ya que gracias a su vitamina C reduce el proceso de envejecimiento; además, gracias a su contenido de estragol lucha contra los radicales libres. Ayuda a combatir los parasitos y lombrices .Protege el hígado, fomenta la producción de la bilis y evita las piedras en la vesícula biliar. En su composición entramos ácido salicílico, que es un excelente sedante para el cuerpo, por lo que es muy efectico en la lucha contra los dolores de cabeza, los dolores musculares o de las articulaciones. Además ayuda a relajar el cuerpo y los nervios. Nos puede ayudar a dormir mejor.

Usos del Estragón.

El estragón definitivamente es una planta de la que se pueden obtener fantásticos beneficios, por lo que tenemos una receta súper sencilla y rápida, con la cual podrás aprovechar todos los beneficios del estragón, Coloca cinco gramos de hojas secas de estragón en 250 mililitros de agua hirviendo durante unos minutos. Deja reposar y disfruta después de las comidas de ésta infusión que te dará excelentes resultados.

Ñoquis con salsa de Champiñones al Estragón

Ingredientes (4 comensales)
  • 350 gramos de champiñones
  • 1 diente de ajo
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal
  • 350-400 gramos de nata para cocinar o leche evaporada
  • 1 c/c de paprika
  • 1 ramita de estragón (o 1 c/p de estragón seco)
  • pimienta negra al gusto
  • 500 gramos de ñoquis
  • queso parmesano recién rallado.
Elaboración

Limpia los champiñones y córtalos en cuartos si son pequeños, o en octavos si son más grandes. Pela el diente de ajo y pícalo fino. Pon un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén u olla grande e incorpora los champiñones y sal al gusto. Sofríe las setas y cuando casi estén listas añade el ajo para aromatizarlas, rehoga hasta que el ajo esté cocinado, entonces añade la nata o crema de leche, la paprika molida, el estragón, pimienta negra recién molida y sal. Cuando la nata rompa a hervir, incorpora los ñoquis, que deberán quedar prácticamente sumergidos en la nata, tapa la sartén y baja el fuego. Deja cocer unos seis o siete minutos, moviendo a mitad de la cocción los ñoquis con los champiñones, y probando por si es necesario rectificar de sal o especias. Los ñoquis deben quedar bien jugosos con la salsa de crema de leche o leche evaporada, en caso contrario, añade un poco más y deja que hierva un minuto. Ralla el queso parmesano justo antes de servir el plato, recuerda que preserva mucho mejor su sabor que el queso que se compra rallado.

Acabado y presentación

Sirve los ñoquis con su salsa cremosa de champiñones al estragón y termina coronando con el queso parmesano recién rallado.

Receta de gnocchi

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.