Harina de Linaza

Categoría:

De la planta del lino se extrae la semilla a partir de la cual obtenemos el aceite de linaza o la harina de linaza, un alimento destacado por su contenido en ácidos grasos tipo Omega 3, Omega 6 y Omega 9. Se pueden hacer dos distinciones: la semilla de lino dorado y la linaza marrón. La primera es rica en omega-3, omega-6 y omega-9, mientras que la segunda solo contiene omega-3. El hecho de que se haya convertido en un producto tan popular se debe a sus propiedades nutricionales y, por ende, a los beneficios de su consumo para la salud. Esto es así debido a su composición química en la que predomina la fibra dietética, ácidos grasos poliinsaturados y fitoquímicos. Para que te hagas una idea, el 30% de la semilla de linaza es fibra dietética. Como valor nutricional, podemos decir que para 100 gramos de linaza tendrás unas 500-600 kcal, así como distintas cantidades de grasas (saturadas, monoinsaturadas y poliinsaturadas), proteínas, cabrohidratos, fibra, magnesio y calcio:

Propiedades y beneficios

  • Reduce el colesterol (el total y el LDL o “malo”) y la presión arterial elevada.
  • Mejora el tracto digestivo en casos de estreñimiento, diarreas o problemas estomacales.
  • Es una fuente de vitamina B6, ácido fólico, tiamina, calcio, magnesio, fósforo, cobre y manganeso.
  • Reduce inflamaciones.
  • Regula el nivel de azúcar en sangre.
  • Ayuda a proteger la microbiótica intestinal para que los nutrientes se absorban con mayor facilidad.
  • La recomiendan para tratar efectos de la menopausia debido a su contenido en flavonoides.

Hay que mencionar que la harina de linaza puede tener efectos secundarios o estar contraindicada en algunas personas que no están acostumbradas a ingerir altas cantidades de fibra a diario. Además, en dosis altas, puede generar bloqueo intestinal, dolor abdominal, náuseas e incluso vómitos. También deben tener especial cuidado todas aquellas personas que padecen enfermedades como la diabetes o la esquizofrenia. En estos casos, y ante niveles bajos de ácidos grasos, lo mejor es consultar con el médico para seleccionar el mejor tratamiento porque quizás el consumo de linaza no sea la mejor opción. Por último, decir que la fama de la harina de linaza para adelgazar se debe a su efecto laxante producido por el ácido linoleico y que alcanza su máxima potencia al contactar con agua. Lo cierto es que no vas a perder peso con linaza por añadirlo como ingrediente en tus ensaladas. A estas alturas ya sabemos cuáles son los secretos para perder peso y todo pasa por llevar una dieta saludable y equilibrada, practicar ejercicio físico a diario y eliminar alimentos hipercalóricos de tu día a día.

Cómo tomar linaza?

  • Se puede consumir de cuatro formas distintas:
  • Harina de linaza. Es una forma muy cómoda de consumir y, dado que el grano está triturado, se mejora la absorción de los nutrientes y fibras. Puedes utilizarla para hacer pan de lino, enharinar pescado e incluso para zumos, ensaladas, yogures o fruta.
  • Semillas de lino. Deben pelarse porque la cáscara no es digerible por nuestro intestino. Eso lo convierte en una forma más incómoda de consumir linaza. Aún así, puedes utilizar un molinillo de café y molerlo en casa, pero ten en cuenta que de hacerlo así tendrás que consumirlo en los cuatro días siguientes. Una forma adecuada de consumir las semillas es poner en agua una o dos cucharas de semilla y dejarlas unas horas en el agua. Después se pueden añadir con yogur y comerlas.
  • Aceite de linaza. Es, quizás, el mejor método para beneficiarte del omega-3 y omega-6 que contiene la semilla porque dicho aceite se extrae con métodos especialmente diseñados para ello.
  • Puedes comprar aceite de linaza en cápsulas, pero sus propiedades serán menos efectivas debido a todo el proceso de encapsulación que lleva aparejado. Además, deberías obtener el visto bueno de tu médico nutricionista antes de consumir un suplemento así o cualquier otro suplemento.

Galletas de linaza

 

  • RECALIENTA el horno a 180 oC.
  • MEZCLA 2 cucharadas de harina de linaza con 2 cucharadas de agua y deja reposar.
  • BATE 1/2 taza de mantequilla con 1 taza de azúcar y un huevo.
  • AGREGA la mezcla anterior y 1 cucharadita de vainilla. Integra.
  • AÑADE 1 taza de harina de avena, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio, 1 cucharadita de sal, 1/2 taza de hojuelas de avena, 1/2 taza de linaza y 1 cucharada de levadura. Mezcla.
  • EXTIENDE la preparación en una charola con papel encerado.
  • HORNEA por 15 minutos y deja enfriar. Trocea y sirve.

Galletas de linaza

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.