Harina Garbanzo

Categoría:

La harina de garbanzo es sencillamente el garbanzo molido. Y esta representa ser una de las mejores opciones como reemplazante de la harina de trigo, ya que no contiene gluten pero sí contiene muchos beneficios.Además, la harina de garbanzo también es capaz de suplir a unos de los alimentos con menos sustitutos que hay: el huevo. Esto debido a que la harina de garbanzo también nos sirve como un ligante y cohesionador de la masa.De esta forma, estamos ante un alimento que sencillamente no puede, bajo ningún concepto, faltar en la cocina de un celiaco. Entonces no demos más rodeos y comencemos a darte información sobre esta harina que te cambiará la forma de cocinar.

ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS Y HARINA DE GARBANZO

INGREDIENTES

400 gr de lentejas cocidas
1 cuchara de perejil picado
1 cuchara de jengibre fresco rallado
2 hojas de laurel
2 cucharadas de cominos
2 huevos
120 gr de harina de garbanzos
Sal
Pimienta
Harina para freír
1 bote de tomate triturado
1 diente de ajo
1 cebolla
Una pizca de azúcar
Pimentón dulce
Cúrcuma
Comino en polvo

EMPEZANDO CON LAS ALBÓNDIGAS

1.- Tritura en una batidora de vaso o en Thermomix las lentejas cocidas si nada de agua (al pasarlas previamente por un colador), junto con las hojas de laurel.
2.- Pasa el perejil por un molinillo de hierbas y el jengibre por un buen rallador para que este todo recién preparado.
3.- En un cuenco amplio, pon la harina de garbanzos, el perejil picado, el jengibre rallado, los cominos, los huevos batidos ligeramente y un poco de sal.

4.- Acto seguido, añade las lentejas trituradas y mezcla todo bien con una espátula de cocina.
5.- Amasa removiendo bien hasta que quede una textura suave. Si ves que la masa ha quedado muy líquida, añade un poco de pan rallado.
6.- Después, con las manos humedecidas o con unas pinzas para albóndigas, ve haciendo las albóndigas del tamaño deseado. Acto seguido, pásalas por un poco de harina y fríe en aceite bien caliente hasta que queden doradas.

PREPARACIÓN DE LA SALSA DE TOMATE

7.- En una sartén, saltea un bote de tomate triturado junto con ajos y cebolla picados. Para picar las verduras, un picador manual te facilitará mucho la tarea.
8.- Añade luego un poco de pimentón dulce, sal, cúrcuma, cominos y agua.

9.- Deja cocer a fuego suave hasta que esté lista. Si quieres que la textura sea más fina, la puedes pasar por un pasapuré.

PARA TERMINAR

10.- Por último, cuece las albóndigas después de fritas en esta salsa durante unos 10 minutos, antes de servir.

ALBÓNDIGAS DE LENTEJAS Y HARINA DE GARBANZOS CON SALSA DE TOMATE

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.