Harina Maiz

Categoría:

Aunque más o menos tiene las mismas calorías que la harina de trigo convencional la harina de maíz supone un mayor aporte de grasas saludables entre las que destacan por encima de todos los ácidos grasos poliinsaturados. No podían faltar los aminoácidos ni los carbohidratos complejos. Además no tiene colesterol, por lo que contribuye a regularlo y ayuda al corazón y al sistema circulatorio. Tampoco tiene purinas, convirtiéndose así en un alimento idóneo para todos los que tengan alto el ácido úrico. Su consumo evita que los pacientes de gota sufran ataques.Rica en fibra, es recomendable como elemento de prevención de trastornos digestivos, hemorroides o cáncer de colon. También ayuda a regular el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento. La harina de trigo es rica en vitaminas (A, B1, B5, C, E, K) y en minerales. Por ejemplo, el calcio no solo refuerza el sistema óseo, también ayuda a ganar elasticidad y tonificación muscular y a tener unos dientes, unas uñas e incluso un pelo en mejor estado.Ya sabemos que el potasio es bueno para el corazón, el sistema nervioso y muscular; el fósforo, además de favorecer la regeneración celular, ayuda a los riñones, la estructura ósea y nuestros dientes; el yodo regula el nivel de energía y ayuda a nuestro metabolismo, procesando mejor los hidratos de carbono y la beta-criptoxantina es un carotenoide muy interesante para los pulmones, reduciendo también el riesgo de cáncer. En cambio la harina de trigo es pobre en sodio, un plus para que la tomen las personas hipertensas o con el colesterol alto.Finalmente hay que hablar de los carotenos, los antioxidantes que le dan a la harina de maíz ese color amarillo tan característico. Nos ayudan a conservar la vista, pero también combaten a los radicales libres y permiten hacerle frente a la oxidación celular y mantener sanos los tejidos. Por si fuera poco, la harina de maíz se recomienda para luchar contra el sobrepeso, ya que además de todos estos beneficios que hemos visto es un alimento muy saciante, que evitará que nos entre hambre antes de hora.

Receta de bizcocho de harina de maíz y limón

Ingredientes:

  • 250 gr de harina de maíz
  • 250 gr de mantequilla
  • 230 gr de azúcar
  • 5 huevos
  • 1 gasificante de repostería o sobre de levadura
  • La ralladura de la piel de un limón

Cómo preparar un bizcocho de harina de maíz y limón

  1. Es importante a la hora de cocinar un postre como un bizcocho, encender el horno en primer lugar. De esta manera estará preparado para recibir nuestro postre y hará que la levadura haga mejor su efecto. Lo ponemos a 180º.
  2. Empezaremos a prepararlo por los huevos. Separamos las yemas de las claras. Batiremos las claras a punto de nieve. Para que se mantengan más firmes el truco consiste en ponerle una pizca de sal.
  3. Incorporamos dos gotas de zumo de limón para aromatizar un poco esta maravilla. Llega el turno del azúcar lo vamos mezclando sin dejar de remover a la espera que se fusione con las claras.
  4. Con el azúcar listo, ponemos la mantequilla a temperatura ambiente. Este ingrediente le dará una gran cremosidad al bizcocho y un acabado impresionante. La incorporamos antes de ponerle las yemas que ya podrán dar color a la masa y de la ralladura de limón.
  5. Nos faltará la harina que la vamos incorporando a la masa. La harina de maíz es un poco más densa así que es importante no dejar de mezclar para que no nos quede ningún grumo. Tendremos la masa a punto casi.
  6. Por último, ponemos el sobre de gasificante o la levadura, depende del sistema que queramos emplear para darle sabor a esta delicia. Mezclamos bien para tener una masa de bizcocho de maíz y limón deliciosa.
  7. Engrasamos el molde con un poco de mantequilla. Vertemos la masa y horneamos el bizcocho a 180º durante unos 45 minutos. Tendremos listo un bizcocho distinto, más digestivo, perfecto para una sobremesa con café o té muy especial.

Receta de bizcocho de harina de maíz y limón

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.