Harina Tostada

Categoría:

La harina tostada es un alimento mucho más completo que la harina cruda, y al mismo tiempo resultan ser más beneficiosas, fáciles de digerir y de usar. Aunque la harina tostada tenga varios usos, hay que tener presente que no son para la panadería, ni bollería o pastelería. Su uso resulta ser un tano peculiar pero es muy cómodo y bastará con tener agua a la mano. Tal y como sucede con la harina cruda, la harina tostada también tiene ciertas variedades con las que se puede hacer, siendo la de trigo la harina tostada más común que podremos encontrar. La harina tostada es un polvo hecho a partir de distintos tipos de cereales que son primeramente molidos para posteriormente ser tostados. Son ampliamente consumidos en continentes como Europa, África y América. Para los países como Chile y Argentina, la harina tostada es conocida como ñaco, esta es preparada con trigo y cebada. Además en estos países también se prepara el cocho y el ulpo, unas recetas que son consumidas por los mapuches. Entre las harinas tostadas más usadas tenemos a la de trigo, ésta a su vez es sumamente nutritiva ya que conserva todo el cereal entero. De esta forma podemos ver que contiene sus proteínas, vitaminas, fibra y minerales intactos.

POLLO CON VINO, AZAFRÁN Y HARINA TOSTADA

Ingredientes

  • 4 patas de pollo (con muslo y contramuslo)
  • 50 gr de jamón curado o panceta ahumada cortada en taquitos
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • 1 cucharadita de tomillo seco
  • 8 hebras de azafrán
  • 1 botella de vino blanco
  • 1 cucharada de harina tostada
  • 60 gr de mantequilla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  1. Poner el azafrán en un bol pequeño con tres cucharadas de agua muy caliente. Dejar en infusión.
  2. Picar la cebolla y rehogarla en una cazuela con un chorro de aceite a fuego bajo unos 15 minutos. Añadir los dientes de ajo pelados y rehogar 5 minutos más.
  3. Mientras, calentar en otra cazuela la mantequilla con 3 cucharadas de aceite. Rehogar el jamón o la panceta un minuto, subir el fuego e incorporar el pollo. Dorarlo por los dos lados.
  4. Incorporar al pollo la cebolla con el ajo, el tomillo, el agua con el azafrán y el vino. Cocer entre 45 minutos y una hora a fuego muy suave, hasta que el pollo esté tierno y se separe bien del hueso.
  5. Mientras el pollo se guisa, poner a calentar a fuego suave una sartén antiadherente. Añadir la harina espolvoreándola sobre toda la superficie de la sartén con un colador. Dejar que se tueste hasta que coja color marrón, sin que se queme. Lo mejor es no removerla y tener paciencia.
  6. Pasar la harina tostada a una taza y disolverla en unas cucharadas de la salsa del pollo. Incorporarla al guiso y cocer 4 minutos más.
  7. Añadir el perejil y cocer un minuto. Se puede servir inmediatamente, pero como casi todos los guisos, está mejor si reposa un poco.

Pollo con vino, azafrán y harina tostada

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.