Leche Coco

La leche de coco​ es un ingrediente que se obtiene mezclando agua con carne o endospermo de coco maduro triturado.​No se debe confundir la leche de coco con el agua de coco, ya que el agua se encuentra de forma líquida y natural en la cavidad central del coco, mientras que la leche se genera de la pulpa triturada.​ Con aspecto similar a la leche, su color y sabor se atribuye a su alto contenido de azúcares y aceites. Se usa como base de platos y salsas en las cocinas de Asia y el Caribe.En Malasia e Indonesia la leche de coco se denomina santan y en las Filipinas se denomina gata.El proceso tradicional para la obtención de la leche de coco se divide en dos fases. En la primera se ralla la carne de coco y se exprime utilizando una estameña (un trapo de cocina similar a una gasa) para obtener un líquido espeso denominado “primera leche”. En la segunda parte del proceso, se añade varias veces agua y se va exprimiendo con la estameña obteniendo una leche clara o “segunda leche”. Al dejar reposar la leche de coco se separa y se forma una capa más espesa, denominada “nata de coco” o “crema de coco”.​ El coco a utilizar tiene que ser maduro, o rallado seco rehidratado, pero no de un coco rallado y tostado

Probablemente supondrás que la leche de coco no es realmente leche, ya que este producto proviene siempre del reino animal y no del vegetal, como es el caso. Este denominativo le viene por su parecido con el otro ingrediente, aunque sus diferencias a todos los niveles son muchas y muy obvias, empezando por sus aportes al organismo. Como es obvio, este súperalimento proviene del coco, fruto de la palmera y originario de Sudamérica mayoritariamente. Lo incluímos dentro de los súperalimentos que son frutos.

Tal como señalamos, la leche de coco procede de este fruto, pero esto puede dar lugar a confusiones, puesto que del mismo vegetal se extrae también lo que se conoce como agua de coco, que no deja de ser el líquido que se encuentra en el interior del alimento. Sin embargo, en lo que respecta a nuestro súperalimento nos estamos refiriendo a algo que proviene de la pulpa del coco al tratarlo, y no a ningún líquido interno. Por supuesto, más adelante te aclaramos cómo conseguirlo. Las propiedades de la leche de coco están basadas, como en el caso de cualquier otro alimento, en las propiedades que atesora y que aportan beneficios a nuestro cuerpo al ser ingeridas. En este caso, este grupo de nutrientes está compuesto en diversos porcentajes por agua, grasas, hidratos de carbono, proteínas, vitaminas y minerales, entre otros. A colación del aspecto energizante que se desprende de este súperalimento y que antes remarcábamos, podemos destacar su alto contenido en los mencionados carbohidratos, una de las mayores fuentes de energía que podemos ofrecer al cuerpo humano. Con respecto a los beneficios que nos puede ofrecer la leche de coco como súperalimento, como ya hemos comentado previamente son muy variados, consecuencia directa de su alto contenido en nutrientes de todo tipo. Así pues, podemos enumerar una serie de ventajas que resultan de su consumo desde el fortalecimiento de los huesos y el alivio de la artritis, los ya mencionados aportes de energía o el fortalecimiento del sistema inmunológico, entre otras cosas. Aunque son los que más nos interesan, los beneficios de la leche de coco no se quedan únicamente en los efectos de su ingesta, puesto que también son muy útiles en otros tipos de usos, como pueden ser el higiénico, el cosmético o el capilar. De sobra conocidos son los perfumes de coco y los cosméticos con algunos componentes que se extraen de este súperalimento, pero también existen, por ejemplo, tratamientos capilares para el fortalecimiento del pelo o la prevención de la calvicie que no son tan populares como los anteriores.

De las contraindicaciones de la leche de coco hemos de mencionar, como siempre, las posibles alergias que pueda generar en algunos consumidores, aunque en este caso se trata de un problema que en realidad es muy poco frecuente.

Dicho esto, lo que más se puede destacar en cuanto a los aspectos negativos de este súperalimento es, cómo no, su alta concentración en grasas saturadas, pues presenta uno de los niveles más altos a este respecto entre los productos vegetales.

El abuso de este producto, igual que en cualquier otro caso, puede ofrecer también algunos efectos secundarios como puede ser el estreñimiento, pero lo cierto es que, lejos de lo que se hace ver desde algunos sectores, mientras no existan abusos este alimento nos resultará francamente positivo.

Se señala también la existencia de otros factores negativos que no se refieren, ni mucho menos, al propio producto en sí, sino a algunas posibles consecuencias de su procesado o su envasado. Pero ya se sabe que cuanto más natural, mucho mejor, por lo que no vamos a culpar al alimento de las contraindicaciones del trato humano.

Sopa Crema de Calabaza y Coco

 

Ingredientes

 

  • 1/2 kg zapallo
  • 1/2 puerro (o uno pequeño)
  • 1 vaso de leche de coco
  • 1 vaso de agua
  • Aceite de oliva
  • Tomillo
  • Nuez Moscada (1 pizca)
  • Curry (otra pizca)
  • Sal y pimienta

1) Poner el zapallo en trozos no muy grandes, junto con el puerro también cortado, en una olla con un chorro de aceite de oliva. Saltear hasta que el zapallo esté semi blando.

2) Incorporar la leche de coco (se ablandará con el calor) y el agua. También los condimientos. No te pases con el curry. Tapar y cocer 10 minutos.

3) Una vez tibio, pasar por la minipimer o procesadora hasta que quede una crema bien lisa. Si se quiere menos espesa, agregar agua.

4) Para servir, se puede llover con un poco de coco rallado. ¡Listo!

sopa crema de calabaza y coco

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.