Lentejas

Categoría:

La lenteja es una planta herbácea originaria del Cercano Oriente, pero cuyo cultivo en la actualidad se ha extendido a todas las partes del planeta, siendo el mayor productor del mundo Canadá seguido de la India). Es una planta relativamente resistente que soporta distintos climas, incluidos los más secos, lo que ha favorecido su expansión. Pero sin duda la principal razón de su éxito es que están muy ricas y además son muy sanas al contener un montón de nutrientes. Tiene por supuesto muchos hidratos de carbono, pero también una buena dosis de proteína vegetal, mucha fibra, mucho hierro, zinc, selenio y vitamina B y un contenido en grasas muy bajo. Es decir, es un excelente alimento para todos, incluidos los vegetarianos y veganos. Los que tengáis el ácido úrico alto, consumidla con moderación que la lenteja contiene desgraciadamente bastantes purinas.

Tipos de lenteja

Pues como podéis ver en la foto, existen lentejas de todos los tamaños y colores, cada unos con su personalidad y sabor ligeramente diferente. En España tenemos un montón de tipos que se consumen habitualmente: la pardina (marrón y de tamaño mediano), la verdina (verde y pequeña), la reina (verde y grande). En Francia es muy conocida la pequeña lenteja Du Puy. La Crimson en Canadá. La beluga negra. Y sobre todo desde la India nos llegan las lentejas de colores más llamativos: las naranjas, amarillas, las rojas.

Formas de cocinarla

Empecemos por decir que no es necesario remojar las lentejas antes de cocinarlas. Pero tampoco es mala idea hacerlo. Es decir, que, si dejamos las lentejas a remojo por la noche en agua sin sal, al día siguiente tardarán menos en estar listas cuando las cocinemos, con el consiguiente ahorro de tiempo y de energía. Las lentejas se suelen cocer o estofar. Hemos de hacerlo en una cantidad de líquido al menos 3 veces superior al volumen de la lenteja en seco. Además, hemos de prever que el recipiente tenga tamaño suficiente dado que la lenteja al cocinar va a duplicar su volumen (o más). Los tiempos dependen mucho de la variedad de lenteja por lo que lo mejor es leer las indicaciones del proveedor. En cualquier caso, es aconsejable hacerlas a fuego medio o suave para que no se partan. Suele bastar algo más de 30 minutos para que estén hechas (aunque insisto, puede variar). Si se han remojado, este tiempo se reduce bastante. Y se pueden hacer en la olla, donde entre 6 y 10 minutos (desde que pita) suelen ser suficientes. En muchos lugares de España cocinan la lenteja al horno, en recipientes de barro. Y el mundo de la cocina a baja temperatura también se ha apuntado al mundo de la lenteja proponiendo cocciones de 8 horas a 60 grados para conseguir lentejas tiernas como mantequilla y perfectamente enteras. La lenteja se puede guisar (como las típicas lentejas con chorizo) pero también se puede cocer, dejar enfriar y añadir a ensaladas. Se puede hacer también un puré delicioso.  En fin, que existen infinidad de formas de cocinarlas. Y si nos quedamos sin ideas, miremos a la cocina india y a sus especias. Allí una gran parte de la población es vegetariana y la lenteja es uno de sus alimentos más importantes.

Otras formas de comer lentejas

Por cierto, que hemos hablado de lentejas frías en ensalada. Mo olvidemos los brotes de lentejas añadidos a una ensalada cualquiera: son tiernos, ricos y sanos. Puedes hacerlos en un germinador comercial o uno improvisado por ti. En la India es habitual encontrar harina de lentejas. Con ella hacen sus riquísimos papadoms, unos panes finos como obleas llenas de sabor y muy crujientes. También puedes usar las lentejas como sustituto vegano de la carne. Ponlas a remojo durante la noche, escúrrelas y luego tritúralas en una batidora. Usa la pasta resultante para emular carne y hacer hamburguesas, salchichas…

BABA GANUSH CON CURRY

INGREDIENTES
  • 150 gramos de lentejas cocidas
  • 1 berenjena asada
  • 1/2 diente de ajo
  • ¼ granada
  • Zumo de ½ limón
  • 2 cucharaditas de sésamo
  • 1 cucharada de curry
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta negra

Triturar todos los ingredientes salvo la granada y salpimentar. Servir con granos de granada por encima y un chorrito de aceite de oliva y la cucharadita restante de sésamo.Servir en pan pita.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.