Mantequilla Ghee Clarificada

Categoría:

El ghee o mantequilla clarificada es conocida como mantequilla india porque se utilliza en la cocina oriental y es un alimento de la medicina ayurvédica. La mantequilla ghee ha empezado a ser popular por su uso en la dieta paleo y cetogénica, y por sus propiedades y beneficios, ya que es mejor tolerada por las personas con intolerancia a la lactosa, o azúcar de los lácteos y con alergía a la caseína, una de las proteínas de la leche.

El ghee es mantequilla clarificada a temperatura ambiente. Una grasa láctea anhidra procesada de la mantequilla que se obtiene al separar los sólidos lácteos y el agua de la grasa butírica”.

El ghee es una grasa altamente saturada, muy estable, por lo que soporta altas temperaturas en la cocina sin oxidarse como les ocurre a otros aceites o grasas.

Cómo se hace el ghee?

  • Hacer ghee en casa no es díficil, necesitas mantequilla de calidad, no margarina, y si puedes encontrar mantequilla ecológica, mucho mejor.
  • Caliente la mantequilla en un cazo a fuego lento para que se vaya derritiendo, mueve de vez en cuando con una cuchara de madera para evitar que se pegue, pero sin agitar para que pueda ocurrir la reacción de precipitado.
  • Con el calor, se van separando los diferentes componentes de la mantequilla según su densidad.
  • El agua se evapora, y aparecen algunos restos espumosos flotando en la superficie, mientras los sólidos lácteos (proteínas y azúcares) se hunden hacia el fondo.
  • La grasa líquida y espumosa de color dorado que queda arriba es el ghee, que se filtra y se guarda para su consumo.

El ghee tiene un sabor a nuez, y soporta bien las altas temperaturas, por lo que su uso para cocinar es muy interesante.

Valor nutricional del ghee

  • El ghee es un alimento rico en grasas sanas como ácidos grasos omega-3, ácido linoleico conjugado (ALC) y ácido butírico
  • Aporta vitaminas A, E y K2, y algo de vitamina B12
  • Contiene minerales como calcio, fósforo, zinc, selenio, cobre y cromo
  • Apenas tiene lactosa ni caseína, es mejor tolerada que otros lácteos
  • Contiene ácido butírico que ayuda a reducir la inflamación celular
  • A pesar de su alto contenido calórico por su riqueza en grasas, con 700 kcal por 100 g de ghee, es una grasa saludable

Una cucharada de ghee aporta 107 kcal aproximadamente

Beneficios del ghee

  • Es un lácteo más digestivo que otros, ayuda a la digestión
  • En ayurveda, se consdera que el ghee estimula el agni, o fuego digestivo, lo que mejora la gastritis, el reflujo, la úlcera estomacal
  • Tiene un efecto ligeramente laxante
  • Ayuda a la función hepática
  • Protege la salud cardiovascular, equilibrando el colesterol y los triglicéridos
  • Es un alimento rico en antioxidantes
  • Parece que puede prevenir algunos tumores en el sistema digestivo
  • Ayuda a regular la glucosa, prevenir la diabetes y controlar el peso
  • Aplicado sobre la piel, hidrata y cuida la piel quemada por el sol o con problemas alérgicos

¿Cómo se toma el ghee?

El ghee es una grasa, con beneficios pero una grasa al fin y al cabo, por lo que no conviene abusar por su alto valor calórico que puede hacer que ganemos peso si no hacemos suficiente ejercicio y no tenemos una alimentación equilibrada a nuestra vida.

El ghee se puede consumir sólo como mantequilla para untar, combinado con especias como cardamomo o azafrán tiene un toque muy exótico. La mejor forma de consumir ghee es utilizarlo como aceite o grasa para cocinar a altas temperaturas en recetas indias También se puede combinar el ghee con aceite de coco virgen extra a partes iguales para tener una mantequilla diferente de sabor indio.

Corvina al horno con ghee, salvia y limón

Ingredientes

  1. 2 filetes grandes de corvina
  2. 2 cebollas cortadas en rodajas
  3. 3 dientes ajo picados
  4. 5 cucharadas ghee (mantequilla clarificada)
  5. 1 manojo sálvia
  6. zumo de un limón
  7. paprika dulce
  8. pimienta en polvo a gusto
  9. pimienta
  10. sal

Pasos

  1. Precalentar el horno a 220ºC. Lavar muy bien los filetes, secarlos un poco con papel absorbente, salpimentar a gusto por cada lado de la carne. (Es importante condimentar las carnes directamente en ellas, para que queden perfectamente sazonadas). En la fuente o bandeja donde hornearemos, poner algunos aros de cebolla, luego sobreponemos los filetes, verter el zumo de limón, adicionar el ghee o mantequilla sobre cada filete, el ajo picado, la cebolla y la mostaza.

    Poner unas ramas de salvia y llevar al horno. Cocinar por unos 30-40 minutos o hasta que estén cocinados, tiernos y jugosos. Servir y acompañar de ensalada, verduras al horno, arroz blanco o con lo que más gusten y a disfrutar.

Foto principal de Corvina al horno con ghee, salvia y limón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.