Una roulard o roularde (“rouler” es, en francés, “enrollar”)​ consiste en origen en un corte de carne enrollado en torno a un relleno. Una vez cocinado, se corta en rodajas redondas antes de ser servido. Desde ese mismo concepto se preparan también roulards dulces, en forma de bizcocho alrededor de un relleno. Así se configuran por ejemplo el brazo de gitano y el tronco de Navidad.

Ingredientes:

 

  • 500 g de espinacas
  • Moringa en polvo
  • 4 huevos
  • Nuez moscada en polvo
  • 2 aguacates
  • 150 g de salmón ahumado
  • 150 g queso crema Philadelphia
  • 1/2 limón
  • Tomates cherry
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Vinagre balsámico
  • Albahaca fresca
  • Sal
  • PimientaLa masa:Precalentamos el horno a 160 ºC.
    Salteamos las hojas de espinaca y, cuando estén listas, añadimos 2 cucharaditas de Moringa (fuera del fuego).
    Separamos las claras de las yemas de los 4 huevos.
    Montamos las claras a punto de nieve.
    Unimos las espinacas con las yemas, salpimentamos y añadimos una pizca de nuez moscada. Pasamos la mezcla por la licuadora. Agregamos las claras a la mezcla con la ayuda de una espátula e incorporamos todo con movimientos envolventes.
    Cubrimos una bandeja para hornear con papel vegetal y esparcimos la masa. Horneamos durante 15-20 minutos.
    Cuando esté listo, enrollamos y dejamos enfriar.

    El relleno:

    Mezclamos los aguacates con el salmón ahumado y el queso crema. Añadimos el zumo de 1/2 limón, su ralladura y salpimentamos.

    La salsa:

    Licuamos 2 puñados de tomatitos cherry, una pizca de sal, pimienta, un chorro de aceite de oliva virgen extra, vinagre balsámico, albahaca fresca y una cucharadita de Moringa.
    Desenrollamos la masa, la rellenamos. Volvemos a enrollar bien y metemos en la nevera durante una hora.