Naranja Confitada

Descripción

Se llama naranja confitada a la que se sumerge y se cocina posteriormente en almíbar para que pierda su humedad interior, de manera que pueda conservarse sin riesgo de putrefacción. Las frutas confitadas suelen emplearse en la elaboración de ciertos bollos, y forman parte de la repostería española típica de la Navidad. Las tiras de naranja confitada son una golosina natural y saludable que aportan muchos beneficios gracias a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Combinan el sabor dulce del azúcar y las cualidades de una fruta rica en nutrientes que ayudan a reducir el colesterol y a prevenir infecciones y enfermedades. Esta naranja confitada puede consumirse como snack o para decorar postres y dulces. También combina a la perfección con algunos tipos de quesos y con coberturas de chocolate. Además, puede ofrecerse a los niños como golosina natural, sustituyendo las calorías vacías de las chucherías por un alimento rico en propiedades positivas para la salud. Este producto 100% natural favorece la digestión, ya que cuenta con una gran concentración de fitonutrientes y flavonoides, con grandes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Estos nutrientes son eficaces para limitar el envejecimiento celular, mejorar la circulación, controlar el ritmo cardiaco, disminuir el colesterol o proteger el organismo de virus y bacterias. Por su alto contenido en azúcar e hidratos de carbono se recomienda un consumo moderado, sobre todo por parte de personas diabéticas y con dietas de adelgazamiento. Su concentración de vitaminas A y C, potentes antioxidantes naturales, convierte a este snack es un buen remedio contra las infecciones y contra muchas enfermedades, incluyendo las degenerativas. Estas vitaminas combaten los radicales libres causantes del estrés oxidativo, por lo que son buenas para mejorar la salud de la vista, del cabello o de la piel. Asimismo, tienen importantes propiedades para mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico y para contribuir a la formación de los tejidos y las mucosas. Las tiras de naranja confitada también son buenas para reducir el colesterol, ya que contienen hespetidina, un tipo de flavonoide que ayuda a metabolizar la grasa en la sangre y a reducirla para favorecer su eliminación. Se comercializan en bolsas de 500 gramos.

 

trnd Lomo de cerdo a la sal con naranjas confitadas, tomillo y azúcar moreno

Lomo de Cerdo a la sal con Naranjas confitadas, Tomillo y Azúcar morena

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 lomo de cerdo de dos colores (1,5 kg aprox)
  • 3-4 kg de Sal Costa Alta Cocina-
  • Azúcar morena
  • Tomillo fresco
  • Agua

La naranja confitada:

  • 4 naranjas
  • 3 hojas de laurel
  • 12 granos de pimienta negra
  • 2 1/4 tazas de Aceite de oliva virgen extra
  • 3/4 tazas de vino blanco seco
  • 2 cucharas de café de sal

Elaboración:

  • Precalentar el horno con la rejilla en el tercio inferior a 260ºC
  • En una fuente de horno, hacer un lecho con la sal de unos 2,5 cm de espesor
  • Preparar el lomo rebozándolo de azúcar morena en una de sus caras en cantidad generosa y aplastándolo bien para que se fije el azúcar
  • Agregar tiras de naranja de nuestra confitura y aplastar
  • Agregar ahora las hojitas de tomillo fresco y volver a aplastar
  • Colocar ahora el lomo en el centro de la fuente con la cara del azúcar tocando la sal
  • Repetir la misma operación con azúcar, tiras de naranja y tomillo ahora en la cara visible del lomo
  • Cubrir el lomo con el resto de la sal, compactar para que quede completamente encerrado y rociar ligeramente con agua
  • Cocinar en el horno durante 60 minutos
  • Sacar la bandeja del horno y dejar en una mesa de trabajo cubierta con papel
  • Dejar reposar durante unos 10 minutos
  • Quebrar el armazón de sal con un martillo o palo de amasar
  • Levantar los trozos de sal y descartar
  • Con un pincel de repostería, limpiar los restos de sal
  • Rebanar el lomo con la costra de azúcar, tomillo y tiras de naranja

La Naranja confitada:

  • Exprimir las naranjas y reservar el zumo para otro uso
  • Hervir las cáscaras de las mitades de naranja con el laurel, los granos de pimienta, 3 cucharadas de aceite de oliva, el vino blanco y la sal
  • El agua debe llegar a cubrir las mitades de naranja totalmente
  • Hervir hasta que estén blandas las naranjas (unos 25 minutos)
  • Retirar del fuego y dejar enfriar en el líquido
  • Escurrir las naranjas y cortar la piel en tiras de 2,5 cm de ancho
  • Con la piel hacia abajo y la ayuda de un cuchillo frutero afilado, raspar todos los restos de piel blanca en cada trozo
  • Colocar las tiras de cáscara en un recipiente cubierto totalmente de aceite de oliva

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Open chat
Necesitas ayuda?