Nueces Peladas

Categoría:

La nuez es un fruto seco muy energético y agradable al paladar; siendo sus grasas, buenas, el mayor atractivo de este fruto seco”. Así empieza la descripción nutricional de las nueces la Fundación de la Nutrición (FEN), un fruto seco rico en ácidos grasos saturados y poliinsaturados, que ayudan a mantener a raya el colesterol LDL (el malo) y aumentan el HDL (o bueno), además de reducir el riesgo de otras complicaciones cardiovasculares y corregir la diabetes.

La nuez es el fruto seco más saludable gracias a la equilibrada composición de sus grasas. Con solo 25 g de nueces (5 piezas) se satisface el 91% de las necesidades diarias de ácidos grasos omega 3. 

Se trata de uno de los frutos secos con más grasa –el 62% de su peso– pero con unas proporciones de ácidos grasos que la hacen muy saludable.

Mientras que en otros frutos secos la proporción de omega 6 es muy superior a la de omega-3 (40 a 1 en la almendra, por ejemplo), lo que puede favorecer las inflamaciones si la desproporción no se corrige a través de otros alimentos, en la nuez la proporción es de 5 a 1, mucho más equilibrada.

Solo el 9% es grasa saturada, el 14% es la beneficiosa monoinsaturada y el 77% es poliinsaturada, de la cual, el 13% es de la familia omega 3. Este es parte del secreto de la propiedad más estudiada de las nueces: su efecto protector frente a las enfermedades cardiovasculares.

También aporta proteínas (15%) y presenta un destacable porcentaje de vitamina E, vitaminas del grupo B, y minerales y oligoelementos como fósforo, magnesio, manganeso, cobre, cinc y hierro.

La composición grasa de la nuez y su riqueza en compuestos antioxidantes explican las principales indicaciones de la nuez en relación con la salud.

MUY BUENAS PARA EL CORAZÓN

Los ácidos grasos omega-3 mejoran la relación entre colesterol bueno (HDL) y malo (LDL), y previenen los ritmos cardiacos erráticos y la formación de coágulos sanguíneos en las arterias, primera causa de infarto. Además, benefician la salud cerebral, pues las neuronas los necesitan para funcionar correctamente.

La nuez tiene un prestigio bien merecido que no deja de crecer. Ya casi todas las personas interesadas en cuidar su salud a través de los alimentos saben que cinco nueces diarias son un seguro de vida para el corazón.

Además la nuez tiene otros efectos positivos en la salud:

En caso de padecer diabetes de tipo 2 –la relacionada con la alimentación– los efectos positivos sobre los niveles de colesterol son significativos.Por su efecto antiinflamatorio, las nueces ayudan en caso de asma, artritits o enfermedades de la piel como psoriasis.

  • Para los veganos constituyen una valiosa fuente de omega-3 y de proteína.
  • Las sustancias antioxidantes de la nuez retrasan o reducen la severidad de las enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson o el Alzheimer.
  • Su ácido elágico favorece la eliminación de sustancias cancerígenas y ayuda a bloquear los caminos metabólicos que conducen al desarrollo de células tumorales.
  • Parece que unas cuantas nueces en la ensalada son suficientes para prevenir la aparición de cálculos biliares.
  • Producen un efecto saciante y es recomendable incluirlas en regímenes de adelgazamiento que reduzcan la grasa total al evitar los alimentos ricos en grasas saturadas: hay que recordar que la grasa de la nuez no engorda en sí misma, lo que importa es el conjunto de la dieta. Las nueces resultan muy versátiles en la cocina: se pueden agregar a ensaladas y platos muy diversos (enteras, troceadas o picadas), se usan también para elaborar salsas, y la repostería les reserva un lugar de honor para la preparación de bizcochos, tartas, helados y otros postres.

    INGREDIENTES

    400 g de Macarrones

    150 g de nueces peladas

    150 g de nata líquida

    Aceite de oliva

    1 diente de ajo

    Sal

    Pimienta blanca

    Perejil

    Preparación

    • Lo primero que hay que hacer, y que es lo mas lógico por lo demás, es cocer los macarrones en agua hirviendo con sal durante 8 minutos. Escurrir y pasar por agua fría para que no se apelmacen.
    • Ahora deberás batir las nueces con la nata, el aceite, los dientes de ajo, perejil, sal, pimienta. Obtenida la salsa, mezclar con la pasta.Rehogar todo junto y servir al instante.
    • Adornar por encima con nueces peladas, cebollino y un poco de perejil

    Receta Macarrones bañados en Salsa de Nueces

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.