Nuez Moscada Entera

La nuez moscada, originaria de Indonesia, es el fruto del árbol Myristica, Tiene forma de almendra y se puede encontrar en polvo o entera. Es preferible comprarla entera y rallarla cuando la vayamos a utilizar para conservar mejor sus cualidades. Su sabor es cítrico, picante y dulce y muy aromático. Además de formar parte del curry y del Garam Masala, combina bien con otras especias como la canela y el clavo. La nuez moscada, en la bechamel, está en su salsa. En cualquier arroz al estilo oriental no puede faltar. Croquetas, espinacas a la crema, quiches, cremas o purés de calabaza, sopas, canelones, vegetales verdes cocinados, guisos de pollo, costillas de cerdo al horno, langostinos a la cazuela… todos con una pizca de esta especia realzan aromas y sabor. Eso sí, al cocinar es importante que no nos pasemos con la temperatura de cocción porque podemos estropear el sabor de la nuez moscada. Según la receta podemos rallarla e incorporarla casi al final. En repostería debemos utilizarla en pequeñas dosis por su intenso sabor. Puedes infusionarla en leche o agua con otras especias para hacer flanes y pudings. O incluso puedes espolvorear algunos postres. Lo más común es añadirla molida a bizcochos, magdalenas, tartas y a las tradicionales galletas navideñas especiadas.

Precisamente el vino caliente con azúcar y especias es una bebida típica de las Navidades. Conocido como Glühwein en Alemania y Holanda, vin chaud en Francia, vin brulé en Italia o Glögg en sueco, se sirve en puestos callejeros y hasta en algunas pistas de esquí para combatir el frio. Pero sobre todo es la estrella de  los típicos mercadillos navideños de los países germanos. La base de esta bebida es el vino tinto, el azúcar moreno y las especias como el cardamomo, el laurel, el anís estrellado, la canela, la nuez moscada rallada y la corteza de naranja o limón. Se calientan en una olla las especias con el azúcar, se cubre con un poco de vino para disolverlas y luego se añade el resto. Se deja calentar sin hervir. También puedes espolvorear nuez moscada en un buen capuchino, un batido de leche, un ponche con huevo o incluso en un batido de frutas con leche vegetal, tan de moda ahora (los famosos smoothies, batidos de toda la vida, con nuevas mezclas). El de plátano con nuez moscada lleva una manzana roja, un plátano, una taza de leche de almendras, una cucharadita de extracto de vainilla, una de canela, una pizca de nuez moscada y dos cucharaditas de linaza molida. Todo, de cabeza a la licuadora. Por si fuera poco, a la versatilidad esta especia hay que añadirle todas sus propiedades. A las más de 500 variedades de nuez moscada se les atribuye acción antiinflamatoria, diurética, para aliviar el dolor de cabeza, en aceite esencial se utiliza para tratar el reumatismo e incluso se dice que es afrodisiaca.

Helado de nuez moscada

Ingredientes
  • 2 tazas de leche
  • 2 tazas de crema de leche
  • 3 huevos
  • 3/4 taza de azúcar
  • 1 cucharada de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de vainillina
Preparación
  • En una olla ponemos la leche y la crema de leche a calentar sin que llegue a hervir.
  • En un tazón a parte mezclamos los huevos, el azúcar, la nuez moscada, la sal y la vainillina y mezclamos 1/2 taza de la mezcla de leche en la mezcla de huevo.
  • Cocinamos la crema a fuego moderado, removiendo constantemente con una cuchara de madera, hasta que empiece a hervir. Justo entonces apagamos el fuego y lo retiramos.
  • Ponemos la crema en un recipiente de metal y lo dejamos enfriar a temperatura ambiente. Una vez se haya atemperado, podemos poner la crema en el congelador.
  • Servirlo acompañado de frutas rojas o salsa de chocolate.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.