Panko

Categoría:
El panko es el pan rallado japonés, que se usa para empanar, rellenar y adornar.

El panko es el pan rallado japonés, aunque tiene diferencias notables con el pan rallando que nosotros conocemos. En primer lugar se presenta en trozos muchos más grandes de nuestro pan rallado dando un aspecto más voluminoso a los empanados. Es además más crujiente y aunque pueda parece extraño, en los empanados fritos acaba absorbiendo menos grasa. La segunda diferencia viene del pan del que procede que en el caso del panko más popular es un pan sin miga, es decir, todo corteza. El panko es utilizado en muchas recetas japonesas y asiáticas en general. Es el caso del tonkatsu, un escalope de cerdo empanado con panko y acompañado de un salsa de mismo nombre. Se usa como relleno, por ejemplo para rellenar unos tomates hechos al horno. También se usa para dar color a platos de horno: el panko esparcido por encima del alimento se dorará en el horno dando un bonito aspecto a nuestro plato.
El panko es en sí bastante insulso pero tiene unas excelentes características de absorción de salsas y de los sabores que lo rodean. Esto sumado a su textura muy crujiente y a su fina presentación, lo convierte en un ingrediente que nos gustará tener en la cocina. El panko se conserva bastante tiempo (estoy hablando de varios meses) manteniéndolo en un envase cerrado y bien seco a temperatura ambiente. No se enrancia.

Chips de Zapallo Italiano a la Parmesana

 

Ingredientes

 

2 calabacines, picados en rodajas de 1/4 de pulgada

Sal y pimienta
1 tazas de pan rallado Panko Progresso™
1 taza de queso parmesano rallado
1 cucharadita de mezcla de hierbas secas italianas
2 huevos grandes, batidos
1 taza de harina de trigo para todo uso Gold Medal™
  • 1
    Precalienta el horno a 400º F. Forra con papel de hornear antiadherente (parchment paper) una bandeja para hornear grande. Reserva.
  • 2
    Coloca las rodajas de calabacín en un bandeja para hornear forrada con papel absorbente de cocina. Rocía con sal y cubre con más papel absorbente. Deja reposar por 15 minutos para que drenen el exceso de agua. Retira el papel absorbente, que debería estar mojado, y seca las rodajas de calabacín con otra hoja de papel.
  • 3
    Mezcla en un recipiente plano el pan rallado, queso parmesano y hierbas italianas. Coloca los huevos batidos en otro recipiente, al igual que la harina.
  • 4
    Cubre las rodajas de calabacín con harina, huevo y luego la mezcla de panko. Coloca en las bandeja preparada.
  • 5
    Hornea por 15 – 20 minutos, o hasta que estén ligeramente doradas.
  • 6
    Sirve con tu salsa preferida.
    Consejos de expertos
    Si deseas darle un toque picante a estos chips puedes agregar ½ cucharadita de pimienta de cayena
    Chips de Calabacín a la Parmesana

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.