Perla de Mandioca

Categoría:

La tapioca es la fécula extraída de la yuca (también conocida con el nombre de mandioca), que antaño era muy consumida por los indígenas del Amazonas, donde elaboraban una especie de galletas planas con forma redonda que se servían en grandes ocasiones, como fiestas o nacimientos. Teniendo en cuenta que la yuca es precisamente el tubérculo, la tapioca es el almidón extraído de la yuca, que aporta una gran diversidad de ventajas no solo nutricionales sino también culinarias, dado que con ella se pueden elaborar deliciosos postres como pudines, sopas o una papilla nutritiva con leche. Se presenta en forma de perlas de color blanco de pequeño tamaño (de ahí que sea considerada como unos gránulos de almidón), que al ser hidratadas y cocinadas tienden a volverse transparentes, destacando sobretodo su textura. La tapioca es un alimento muy antiguo que está volviendo a tener presencia en muchos platos, no hablamos de la cocina casera (seguramente en muchos hogares se consume habitualmente), sino de la cocina profesional, nos encontramos con platos con tapioca de manos de muchos cocineros, particularmente en uno de sus formatos, las perlas de tapioca, también conocidas como perlas de Japón. Se trata de una bolitas que igual que la tapioca que conocemos tradicionalmente (la de la foto del post Tapioca), son blancas y duras, pero con forma esférica, y cuando se cocinan se vuelven transparentes y gelatinosas. Este formato de tapioca ha sido el más popular en la cocina asiática, y en occidente es muy utilizada en cocina creativa, porque aporta una textura diferente, porque absorbe sabores y entre otras cosas, por su vistosidad, las perlas de Japón son un complemento sápido y visual que puede parecer atractivo por ser poco popular. También da juego por los colores que puede adoptar según con qué se cocine, así que muchas veces puede recordar a unas huevas de salmón o a un falso caviar esferificado, ahorrando en tiempo de elaboración y en dinero, pues la tapioca resulta más económica. Ya sabéis que la tapioca es el almidón de la yuca, también conocida como mandioca o casava, la raíz de una planta tropical de la familia de las euforbiáceas (Manihot esculenta). A diferencia de la tapioca en pequeños gránulos que podemos encontrar en cualquier supermercado, las perlas de tapioca o perlas de Japón todavía no son muy fáciles de encontrar, con el comercio online es más sencillo, la tienen tiendas especializadas y las dedicadas a la venta al sector de la restauración. Como almidón, es más apreciada la tapioca que el maíz o el trigo porque su sabor es más neutro, así que sobra decir que no tiene limitaciones a la hora de combinar con distintos ingredientes, tanto dulces como salados, serán éstos los que aporten sabor a unas bolitas de textura gelatinosa y fundente. Otro valor positivo de este alimento es su contenido en nutrientes, principalmente hidratos de carbono, es energético pero no contiene apenas grasas, es rico en minerales como el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro, y en vitaminas, destacando las del grupo B. Además no contiene gluten, por lo que es apropiado para la alimentación de las personas que padecen celiaquía. No obstante, ha habido alertas sobre el hallazgo de trazas de gluten en algunas marcas de tapioca, por lo que siempre se tendrá que comprobar lo que se compra. Aunque como comentábamos, las perlas de tapioca o perlas de Asia, se utilizan a menudo como complemento de un plato, pero su uso es igual de versátil que el de la sémola de tapioca, es espesante y se puede consumir en sopas, cremas, pudines, pasteles, bebidas… hay una muy popular que se conoce como Bubble Tea o Té de Burbujas, es una bebida taiwanesa que puede elaborarse con distintos tipos de tés, fruta, leche, jarabe… e incorpora unas perlas de tapioca.

Receta de Perlas de tapioca con leche

 

Ingredientes:

Vamos a poner en un cazo al fuego la leche de soja y la llevaremos a ebullición. Incorporar entonces el azúcar y las perlas de tapioca. Bajamos el fuego y removemos de vez en cuando, dejando cocer unos 35 minutos, hasta que la leche espese y las perlas estén traslúcidas. Retirar y dejar que enfríe un poquito.Mientras tanto, lavamos y secamos las cerezas. Le quitamos el rabito y le hacemos un corte para quitarles el hueso. Reservar.Poner dos cucharadas en el fondo de cuatro copas altas del la mezcla postre de perlas de tapioca con leche de soya. Rellenar las copas con cerezas deshuesadas. Cubrir con el resto de las perlas de tapioca con leche de soya y decorar con más cerezas en la superficie.Una vez frías del todo, guardar las copas en la nevera unas 6 horas o de un día para otro. Una receta realmente fácil, rica y diferente. Si os ha gustado la receta de estas perlas de tapioca con leche

Receta de Perlas de tapioca con leche - Paso 5

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.