Pimienta Blanca Polvo

Categoría:

Es la drupa completamente madurada y sin cáscara de la planta de la pimienta común (piper nigrum). Al no tener cáscara es menos rica que la pimienta negra en matices de aromas, aunque como su etapa de fermentación es más larga puede lograr un aroma más profundo. Es una planta muy antigua, cuyos orígenes se ubican en la India. Alejandro Magno la habría introducido en Grecia (siglo IV a.C.). Para tener una idea de su exclusividad y rareza basta considerar que era usada como moneda de cambio en la Edad Media.Pierde sabor y aroma si no se conserva herméticamente almacenada. También es sensible a la luz.  Es por esta razón que se prefiere su uso recién molida.Se utiliza en todo el mundo como condimento, tanto para embutidos como para guisos o platos recién servidos.

A diferencia de la pimienta negra, las bayas se recogen maduras, se secan y se pelan. Se la somete a un proceso de maceración con agua, a partir del cual pierde la piel y queda el grano blanco que conocemos. El resultado es una pimienta más picante que la negra pero con aromas menos intensos.

Al igual que la pimienta negra y la verde procede del Piper nigrum, pero en este caso el fruto se ha dejado madurar hasta que adquiere un color rojizo. Es justo en ese momento cuando se cosecha y se les retira la cutícula exterior. Se utilizan diferentes técnicas para ello: en ocasiones se remojan las bayas en agua  durante un tiempo determinado, aunque también se utilizan procedimientos mecánicos.

Se la utiliza en la bechamely en las masas de pasta para que no queden rastros de color. Esta pimienta es bastante más picante que las anteriores.

Lasaña fácil de alcachofas, queso de cabra y bechamel

 

Ingredientes

 

  • Corta el diente de ajo finamente. Corta la cayena por la mitad. En una cazuela echa un chorrito de aceite de oliva y cocina el ajo suavemente junto a la cayena. Prepara las alcachofas, para ello, pela un poco las hojas exteriores, hasta que dejes solamente las hojas más tiernas. Corta la punta de las alcachofas y el tallo, dejando sólo la parte del corazón.
  • Corta en láminas finas las alcachofas y añádelas a la cazuela donde tienes el ajo dorando. Deja que se cuezan lentamente, para que se ablanden. Añade la pastilla de Caldo de Pollo y una pizca de pimienta blanca molida. Deja cocinar un minuto más a fuego fuerte para que doren un poco.

    Ralla el queso de rulo de cabra con la ayuda de un rallador grueso. A continuación coge el sobre de  Salsa Bechamel  y prepárala siguiendo las instrucciones indicadas en el dorso del envase. En una fuente de horno honda, monta la lasaña cubriendo la superficie con un poco de Mi Salsa Bechamel y placas de Lasaña . Añade las láminas de alcachofa cocinadas y aplánalas bien. A continuación agrega el queso de cabra rallado y cubre de nuevo con las placas. Repite la operación dos veces más.

    Finalmente, cubre la lasaña con Mi Salsa Bechamel , el queso Parmesano rallado y cuece en el horno a 200ºC hasta que coja un bonito color dorado.

Lasaña fácil de alcachofas, queso de cabra y bechamel

 

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.