Pimienta Negra Granulada

Category

Descripción

La pimienta negra es posiblemente la especia más utilizada en todo el mundo. Son pocos los hogares que no tengan un frasco con pimienta molida o, mejor aún, un molinillo cargado con granos enteros de esta rica especia. ¿Quieres saber de dónde se saca y cómo debe usarse?

La planta de la pimienta es capaz de ofrecernos distintas variedades de granos de pimienta que varían en función de cuándo se cosechan estos y del proceso que se sigue posteriormente. La pimienta blanca, por ejemplo, se obtiene del fruto ya completamente maduro y que luego se deja fermentar en agua durante varios días antes de retirarle la piel exterior y proceder a su secado.

La pimienta negra, que es la que nos ocupa hoy, se cosecha cuando el fruto todavía está verde. Se lava brevemente en agua caliente y se deja secar inmeditamente, normalmente al sol. La pimienta en este estado conserva su piel exterior, que es bastante oscura. El proceso de secado hace que se oscurezca todavía más, adquiriendo su característico color marrón oscuro, casi negro.

La pimienta negra es picante. Es un picante que notamos en la lengua y en parte en la nariz por la presencia de piperina, el compuesto que le da a la pimienta su especial aroma y como acabamos de ver, su punto picante. Se suele considerar el picante de la pimienta negra como suave y muy tolerable, pero no cabe duda de que un plato con mucha pimienta puede llegar a picar bastante.

Preservaremos mejor el aroma y sabor de la piperina si la cocinamos poco (o nada). Por eso, es aconsejable añadir la pimienta negra en el útlimo momento, justo antes de comer el plato en cuestión y si puede ser, recién molida. En muchos restaurantes  “elegantes” es habitual que venga el Maitre a ofrecernos un poco de pimienta para el plato que nos acaban de servir. Recién molida, la pimienta tiene un aroma impresionante y lo curioso es que combina bien virtualmente con todo tipo de platos salados. Ya se trate de carne, ave, pescado, verduras, cremas, sopas…la pimienta realza el sabor sin tapar los propios de la receta y le da al plato otra dimensión.

En casa puedes conservar pimienta ya molida siendo aconsejable en ese caso guardarla en un frasco hermético. Por estar molida habrá perdido algo de su aroma, pero es algo que puedes compensar en gran parte añadiendo más cantidad. Y si quieres conservar al máximo el aroma de esta especia, deberás entonces molerla en el mismo momento en que la vas a usar para lo que necesitarás un molinillo de pimienta o un buen mortero.

En el mucho de las terapias naturales, es larguísima la lista de supuestas propiedades beneficiosas que tiene esta especia. Y salvo un consumo en grandes cantidades que podría provocar alguna irritación en el aparato digestivo, se dice que la pimienta es un aditivo perfectamente seguro.

Filete a la pimienta negra

Lomo a la pimienta: un clásico de la cocina - Buena Vibra

Ingredientes:

  • 2.200 kg. de filete limpio en caña
  • 5 cdtas. de pimienta negra entera molida en mortero
  • Sal gruesa molida en mortero
  • Aceite de oliva
  • 3 cdtas. aproximadamente de mantequilla con un poco de aceite de oliva


Ingredientes para la salsa:

  • ½ taza de echalote picado, enjuagado y escurrido
  • ¼ taza de coñac o brandy
  • 2 ½ tazas de caldo de res
  • 4 cdas. de pimienta negra granulada
  • 2 cdas. de mantequilla en trozo
  • ¼ a ½ taza de crema líquida


Elaboración:

Unta los filetes con un poco de aceite de oliva y macéralos en la pimienta y la sal.

Calienta la mantequilla en un sartén con un poco de aceite y sella bien la carne por todos lados. Resérvala en un refractario.

Fríe el echalote en un sartén y flaméalo con coñac o brandy. Agrega el caldo y revuelve bien, incorporando poco a poco la pimienta.

Deja que se reduzca a la mitad y agrega trozos de mantequilla para espesar la salsa.

Agrega la crema poco a poco e incorpórala con un batidor de globo. Deja hervir un poco y verifica el sazón.

Envuelve el filete en papel aluminio y mételo al horno previamente precalentado a la máxima temperatura durante 18 a 20 minutos.

Saca el filete del horno y déjalo reposar antes de rebanarlo para que el jugo se retenga.

La salsa se tiene que servir bien caliente. Derrama un poco sobre el filete y reserva un poco más en un plato para servir por separado.

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Open chat
Necesitas ayuda?