Quinoa

Categoría:

La quinua posee los ocho aminoácidos esenciales para el ser humano, lo que la convierte en un alimento muy completo y de fácil digestión. Tradicionalmente, los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. También pueden ser cocidos, añadidos a las sopas, usados como cereales o pastas e incluso se fermentan para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Cuando se cuecen adoptan un sabor similar a la nuez. La quinua molida se puede utilizar para la elaboración de distintos tipos de panes, tanto tradicionales como industriales, ya que permite mejorar características de la masa, haciéndola más resistente, lo cual favorece una buena absorción de agua. Esto se incrementa si se utiliza una mezcla de quinua y amaranto morado (o alegría). Se efectuaron estudios comparativos de panes,[en uno de los cuales se utilizaba una mezcla de quinua y amaranto, y en otro maíz y amapola; y en dicha evaluación se observaron diferencias significativas en la absorción de agua. La harina de quinua se produce y comercializa en Bolivia, Perú y, en menor cantidad, en Colombia. En dichos países, sustituye muchas veces a la harina de trigo y enriquece así sus derivados de panes, tortas y galletas.

Porridge de Quinoa para desayunar.

Ingredientes

  • 40 gr de quinoa en seco (3 cucharadas soperas)
  • 1 vaso de tu leche preferida vegetal o animal (la mía de soja)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Un trozo de cáscara de naranja
  • Un trozo de cáscara de limón
  • Toppings: granola casera , compota de melocotón, macedonia de frutas y melocotón en rodajas.
Elaboración
  1. Lava la quinoa con agua fría y escúrrela. Puedes hacerla de inmediato, o dejarla a remojo toda la noche en la nevera para que se ablande y quede aún más tierna, pero este paso no es imprescindible.
  2. Pon la quinoa aclarada y escurrida en una olla y añade la leche, la vainilla y las cáscaras de naranja y limón. Ponlo al fuego y deja que hierva a intensidad media-suave durante 15 minutos, hasta que la quinoa esté cocida y haya absorbido la leche. Remueve a menudo para que no se pegue. debe quedar una textura cremosa.
  3. Retira las cáscaras de limón y naranja y pon la quinoa en tu bol de desayuno. Añade los toppings que más te gusten. En mi caso han sido una macedonia de frutas que tenía ya hecha, unas rodajas de melocotón, un poco de granola casera y una cucharada de compota de melocotón.
  4. Puedes comer este porridge de quinoa en versión caliente, templado o frío. Cualquier opción es buena, y si te parece que se queda demasiado espeso, añade un chorrito de leche. ¡Qué lo disfrutes!

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.