Semilla Amapola

Las semillas de amapola con las que se elaboran panes, bizcochos y otros productos de repostería, suelen ser las que se extraen de las cápsulas inmaduras de las amapolas silvestres (Papaver rhoeas) o de las amapolas conocidas como adormideras (Papaver somniferum). Las semillas de amapola de la Papaver somniferum han sido acusadas de contener alcaloides como morfina o codeína entre otros componentes del opio, ya que dichas semillas se encuentran en la cápsula o corona junto al látex o jugo llamado opio (término que deriva del griego ópion=jugo) y conocido por ser una droga analgésica narcótica. Las semillas se extraen una vez que se seca la planta y pueden tener contener vestigios de estos alcaloides, pero no los suficientes como para que provoquen algún efecto en el organismo. Aún así, parece ser que después de disfrutar de unas magdalenas, pan o bizcocho con semillas de amapola, podría dar positivo en pruebas de consumo de opiáceos. Por este motivo no está permitida su comercialización en algunos lugares como Singapur o Arabia Saudita. El uso de las semillas de amapola está extendido en muchas culturas gastronómicas, La India, Turquía, China, Rumanía, Irán, Canadá, Holanda… igual que se incluye en pasteles, panes y repostería, también se elaboran sopas, salsas, bebidas, pastas, etc. Como se puede apreciar en la foto, las semillas de amapola son diminutas, su color puede ir del blanco al negro pasando por ese azul ceniza tan llamativo, pero al parecer, es un efecto óptico, pues en examen microscópico se aprecia una capa pigmentada parduzca. Sobre las propiedades de esta considerada especia, se le otorgan efectos calmantes y expectorantes. Están constituidas por un 40-50% de aceites, son ricas en ácidos grasos insaturados, un 60% de ácido linoléico, un 30% de ácido oleico y un 3% de ácido linolénico. Antes de incluirlas en una receta que no tenga que cocinarse, es preferible tostarlas para que desprendan todas sus bondades, no será necesario si se hornean o se cocinan con otros ingredientes. Nos ofrecerán un aroma dulce con sabor a nuez o ligeramente almendrado. Las semillas de amapola se pueden adquirir en tiendas de dietética y herboristerías. Su precio no es elevado, además, al ser necesaria poca cantidad de semillas en las recetas de cocina, duran mucho tiempo.

KUCHEN DE AMAPOLAS

Ingredientes:
masa,

  • 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar
  • 1 huevo
  • 2 tazas de harina
  • 1 cucharadita de polvos de hornear

Precalentar el horno a 180C o 350F.
Enmantequillar un molde de kuchen o tarta desmontable.
En un bol amplio trabajar la mantequilla hasta que este blanda, agregar el azúcar y mezclar bien, unos 3 minutos. Agregar el huevo y mezclar bien. Agregar el harina con los polvos de hornear, mezclar inicialmente con el tenedor, pero terminar amasando suavemente y lo justo y necesario con la mano.
Formar un disco y pasar al molde enmantequillado. Usando los dedos o la palma de la mano presionar la masa hasta cubrir todo el fondo y los bordes.
Hornear por 16-18 minutos hasta que este dorada toda la superficie. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla, sin desmoldar.

relleno

  • 1/2 taza de semillas de amapola
  • 2 tazas de leche entera
  • 1 taza de azúcar
  • 2 yemas
  • 1/3 taza de maicena
  • 1 taza de leche entera
  • 1 cucharada de mantequilla

Colocar las amapolas, el azúcar y las 2 tazas de leche en una olla mediana. Cocinar a fuego medio, revolviendo ocasionalmente hasta que hierva.
Por mientras en un bol mediano juntar la maicena, yemas y la otra taza de leche, batir con un batidor de globo por 2 minutos, deben asegurarse que toda la maicena se disuelva, para que la crema les quede sin grumos.
Una vez que la leche con amapolas suelte el hervor, agregarla como un hilo delgado a la mezcla de yemas batiendo todo el tiempo. Devolver todo a la olla y seguir cocinando a fuego medio hasta que espese, unos 5 minutos, siempre revolviendo. Una vez que suelte el hervor, cocinar por 1 minuto mas. Sacar del fuego y agregar la mantequilla, revolver hasta incorporar totalmente.
Verter sobre la masa ya horneada, no importa que este caliente todavía.

Dejar enfriar y disfrutar.

Kuchen de Amapolas, receta chilena

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.