Stevia en hojas

Categoría:

La Stevia es una planta calificada como milagrosa, o como una planta de azúcar de los dioses guaraníes por sus propiedades endulzantes y medicinales y ayuda al organismo a evitar el azúcar refinada que es parte de la enfermedad provocada por el sistema alimentario. Es una planta que se ha autorizado y certificado como un edulcorante con un nivel de refinamiento de 95% y eso le priva de ser un medicamento que es lo que interesa en la industria alimentaria. Con eso se evita el consumo de otros productos químicos que son dañinos para la salud. Esta planta es llamada también hierva dulce que ha sido un verdadero boom en internet porque se comenzó a vender como el último producto de moda para curar casi todas las enfermedades y también fue vista como una de las principales apuestas en la industria de alimentos. La Stevia es una planta que es vista como una alternativa distinta para sanar enfermedades crónicas, siendo la principal la diabetes, que aseguran que aún no se tiene una comprobación científica pero lo que sí está certificado es su dulzor, que basta con sólo masticar una hoja para sentir el sabor azucarado sin calorías.

Esta especie natural que entra en la categoría de plantas medicinales sirve para hipertensión, diabetes, para los triglicéridos, muchos la han utilizado cuando padecen problemas de la próstata, sirve cuando se tiene el colesterol malo alterado, así como también sirve para el tema de la ansiedad e inclusive sirve para el tema de frenar la formación de las caries.

Este tema de las caries evidentemente se trata de que cuando la persona deja de consumir alimentos o chucherías en donde el azúcar refinada hace su entrada, los dientes acumulan este químico y por ende empieza el daño en los dientes o muelas.

Y la Stevia en algunos casos es usada como sustituta de azúcar refinada que, -como bien se sabe- es un producto que no debe consumirse en exceso por sus efectos negativos en el organismo en muchos aspectos.

Para todos estos aspectos sirve la Stevia, y como se mencionó anteriormente también el campo científico y la Organización Mundial de la Salud también la reconoce por sus propiedades que baja el nivel del azúcar en la sangre.

También sirve para aliviar los gases intestinales, equilibrando a su vez el metabolismo. Se puede incluir también que la Stevia sirve para que en los adultos mayores no aumente ni se recrudezca la pérdida de memoria y en los niños les ayuda que no se active su hiperactividad y mejore su rendimiento escolar y optimice la memoria.

Sirve además para proporcionarle vitalidad y energía a las mujeres y evitar la aparición de astenia, que es fatiga mental y física o agotamiento general.

Definitivamente sirve para la higiene personal, para la belleza, todo como un conjunto, porque si se está sano, se está más vigoroso o más bello inclusive. La persona que está un poco enfermo y comienza a consumir la Stevia o producto natural beneficioso con estas virtudes, le merman las complicaciones de salud.

Su principal característica es que es cero calorías, que es 300 veces mas dulce que el azúcar y resiste hasta 200 grados con capacidad de uso industrial. Revoluciona la industria alimentaria por ello y está siendo utilizada por la industria de las gaseosas, bebidas y demás alimentos.

Son muchas las características que hacen que la Stevia pueda ser un éxito en relación a lo edulcorantes químicos que usan actualmente. Es un producto por excelencia totalmente natural, es un extracto que proviene de la purificación de la hoja de la Stevia.

La Stevia tiene dos principios activos o componentes principales que son los que lideran las propiedades y regulan todo el resto de los elementos que la califica como una de las plantan de mayor satisfacción para endulzar los alimentos y que repotencia la salud de una persona, tanto con padecimientos como algo saludable.

Uno de ellos es el Steviosido que es el componente que más beneficios aporta a la salud y se trata de una molécula completa compuesta por carbono, oxígenos e hidrógenos que no aumenta la concentración de glucosa en la sangre, aun cuando es un elemento dulce netamente.

Los profesionales que conocen esta propiedad lo utilizan como un endulzante que no aporta calorías.

Mientras tanto, el otro componente activo principal de la Stevia es el rebaudiosido, que es la parte que endulza. Se trata de un glucósido que contiene únicamente glucosa y su poder edulcorante es hasta 450 veces más dulce que la sacarosa. Es decir, es de donde saca el extracto para endulzar cualquier té o bebida, pero de este no se obtienen beneficios para la salud.

Hojas

Esta Stevia se puede encontrar de forma natural y artificial. La natural a su vez se encuentra en hojas frescas, que se han visto que pueden conseguir reducir le azúcar en personas con diabetes, se habla de una dosis de cuatro hojitas tiernas en la mañana y cuatro por las noches.

La hoja es considerada la más dulce del mundo y está muy en boga porque las personas están en el boom o la moda de cuidarse y de consumir todos los productos naturales posibles, con la intención de evitar o prevenir enfermedades.

Propiedades

La hoja de Stevia es la que contiene la mayor cantidad de propiedades saludables para el cuerpo y la dosis debe ser consultada antes de comenzar a ingerirla, tanto fresca como seca o en infusión. Son muchos los productos que contienen entre sus ingredientes la Stevia, como una hoja fresca y con propiedades medicinales y la Stevia obtenida de los glucosidos estevioles que son los componentes que aportan el dulzor.

Es importante recalcar también que el cultivo de estas hojas en los campos promueve y genera un impacto ambiental mucho menor que la siembra o cultivo convencional de las cañas para el azúcar blanca.

Secas

Estas mismas hojas de la Stevia se pueden encontrar secas y se ha visto que la infusión de una cucharadita de estas hojas secas en agua infusionada por un tiempo de diez minutos también en desayuno y cena regula la glucemia en personas con diabetes.

De igual forma se encuentra molida en forma de un polvo verde, es importante el color porque luego se tiene las artificiales que no tiene propiedades medicinales y el único efecto que tienen es que producen dulzor.

Para prepararla en casa de una forma bien simple, la hoja seca de la Stevia se hace de la siguiente manera para obtener el edulcorante natural de esta especie.

Se toman las hojas verdes más limpias y frescas de la planta, evitando tomar las que estén con deformaciones o dañadas por el ambiente o los insectos. Posteriormente se colocan sobre una malla de las que se usan en las casas de cultivo para mermar el efecto del sol en las plantas medicinales o de jardín sobre una rejilla. Se coloca la cantidad que se desea utilizar luego, considerando que debe ser una cantidad considerable.

Una vez que se haya terminado con la colocación de las hojas sobre la malla se coloca tanto al sol como en la sombra y se espera un tiempo como de diez a doce días, dependiendo de la temperatura ambiente en el que se ponga en práctica este método casero.

BIZCOCHO DE NARANJA CON STEVIA EN HOJAS

INGREDIENTES
Para el bizcocho
Naranja de zumo*, 1 grande [200-250gr]
Stevia en hojas secas, 12 gr
Leche de soja**, 200 gr  [o leche de vaca]
Huevos, 3
Aceite, 70 gr
Harina blanca, 150 gr
Harina integral***, 100 gr
Levadura, 10 gr o un sobre
Sal, una pizca
[Si lo haces con azúcar, modifica esto: Elimina la leche, pon 170 gr de harina, y 250 gr de azúcar. El resto, igual]
* Las naranjas de zumo tienen la piel muy fina y apenas hay membrana blanca, por lo que se pueden usar enteras sin riesgo de que amarguen. Si usas naranjas de mesa, de piel gruesa, hay que rallar muy fina la piel y reservarla, pelarlas quitando todo lo blanco, y triturar la carne de la naranja junto con la ralladura reservada.
** Esta receta es apta para intolerantes a la lactosa. Si no lo eres, usa leche normal, sale exactamente igual.
*** Harina: He puesto una parte de harina integral, pero puedes ponerla toda blanca y sale exactamente igual de bien. Si pones toda integral, entonces añade media cucharadita de bicarbonato junto con la levadura, porque es una harina algo más pesada y tiende a apelmazar los bizcochos.
Para el ganache
Chocolate negro de cobertura, 100 gr
Nata de soja para montar*, 50 gr [o nata normal]
*Esta receta es apta para intolerantes a la lactosa. Si no lo eres, usa nata normal, sale exactamente igual.

MODUS OPERANDI

Antes de empezar el bizcocho, vamos a dejar listo el ganache, para que vaya atemperando.

En un cazo ponemos a calentar la  nata, y cuando haya cogido temperatura añadimos el chocolate y removemos fuera del fuego hasta que se deshaga. Se le puede dar un poco de calor para ayudar, pero con un cuidado extremo, porque se quemará antes de que te hayas dado cuenta.

Lo pasamos a un bol, y reservamos.

Vamos con el bizcocho. Antes de comenzar, precalentamos el horno a 250ºC, así estará listo cuando lo necesitemos.

Para hacer un bizcocho con stevia en hojas, lo primero que haremos será infusionar las hojas en un líquido, en ese caso, leche.

[La consecuencia natural de añadir un líquido que no estaba en la receta original, es que necesariamente habrá que aumentar el peso de la harina de manera proporcional].

Bizcocho naranja estevia PaP 1

Ponemos a calentar en un cazo la leche, y cuando comience a hervir, añadimos las hojas de stevia. Cocemos durante uno o dos minutos, retiramos del fuego y dejamos infusionar tapado unos 5-10 minutos más.

Pasado este tiempo, escurrimos la leche con ayuda de un colador, presionando bien las hojas, y reservamos la infusión. De los 200 g iniciales de líquido, ahora nos quedarán en torno a 140-150 gr. No importa, esta es la cantidad que queremos.

Ya tenemos la infusión de stevia, vamos con el bizcocho.

Partimos en cuartos la naranja de zumo, y la trituramos en un robot de cocina potente. Entera, y sin pelar. En el mismo robot incorporamos los huevos, y los batimos a velocidad alta unos 5 minutos, hasta que esponjen.

[Si no tienes robot de cocina, puedes hacerlo con batidora de mano, pero corta la naranja en trozos pequeños, y asegúrate de que la has hecho papilla antes de seguir con la receta…]

Pasamos la mezcla de naranja y huevos a un bol. Incorporamos la infusión de estevia, y removemos con espátula con cuidado de que no se desinfle la mezcla. Añadimos el aceite, y repetimos la operación.

Pesamos las dos harinas y la levadura en otro bol, y con ayuda de un tamiz vamos incorporando harina a la mezcla líquida en varias veces, removiendo con espátula después de cada adición, para evitar que se formen grumos.

Ya tenemos la masa lista.

La ponemos en un molde de bizcocho, y lo llevamos la horno, 30-35 minutos a 180ºC. Cada horno es diferente, y no todos ajustan la temperatura bien, así que siempre siempre hay que pincharlo con un cuchillo y comprobar que está bien cocido por dentro. Si el cuchillo sale limpio, puedes sacar el bizcocho del horno.

Lo dejamos enfriar en una rejilla.Bizcocho naranja estevia 4

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.