Tahini

Categoría:

El tahini, también denominado tahina o tahín, es una pasta de semillas de sésamo muy sencilla de elaborar y que ofrece un sabor delicioso a muchas elaboraciones culinarias, siendo tradicional de la cocina de Oriente Medio, como en la elaboración del hummus por ejemplo, o el baba ghanoush. El tahini es un alimento muy antiguo, se elabora moliendo las semillas de sésamo o ajonjolí emulsionándolas con aceite y con agua, o sólo con agua porque las semillas son oleaginosas, hasta obtener una pasta cremosa y de pronunciado sabor. Es un alimento muy nutritivo, dado que su base son las semillas de sésamo, aporta grasas insaturadas (alrededor de un 55%), entre ellas la lecitina (más que la soja), hierro, proteínas, calcio, zinc, fibra… pero hay que tener en cuenta de que es un producto muy calórico y no conviene abusar de él. Hace un tiempo elaborábamos nosotros mismos el tahini, ahora lo compramos hecho por falta de tiempo y porque nos gusta el que encontramos en el Club Gourmet del Corte Inglés. También lo venden en tiendas de dietética y tiendas de alimentación multicultural. Pero si quieres hacerla en casa, este es el procedimiento: Para empezar, debes tostar ligeramente el sésamo, puedes hacerlo en una sartén sin aceite o en la bandeja del horno durante 5-10 minutos a 180º C. Debes moverlas a menudo y cuando veas que toman un poco de color y desprenden su inconfundible aroma, retíralas. Dispón las semillas en un robot de cocina potente y tritura hasta obtener una pasta, continúa triturando o batiendo para que con el calor desprendan más aceite y se consiga una pasta de sésamo o tahina más ligera, aunque si se prefiere densa para ciertas elaboraciones culinarias, bastará con batir menos tiempo. Con esta pasta de sésamo podemos hacer muchas salsas que nos ofrecerán ese sabor característico a frutos secos, está deliciosa untada sobre una tostada o aligerada con yogur, tomate, pimentón o ajo entre otros ingredientes (hay cantidad de recetas similares) y servida como salsa para mojar con pan naan.

Pollo con salsa de tahini

 

  • 8 muslos pollo sin hueso o 4 pechugas de pollo
  • 1/2 taza tahini crema de semillas de ajonjolí o sésamo
  • 1/2 taza agua
  • 1/4 taza jugo de limón
  • 1 cucharada aceite de oliva
  • 2 cucharadas ajo picado
  • 2 cucharadas menta o yerba buena picada
  • 2 cucharadas perejil picado
  • sal y pimienta al gusto
  • Mezcla en un bowl la tahini, agua, jugo de limón, aceite de oliva, ajo, menta o yerba buena, perejil y sazona al gusto con sal y pimienta. Prueba la marinada para que puedas sazonar al gusto y agregar ya sea más jugo de limón o aceite de oliva si lo quieres. Otro sabor que puedes agregar puede ser un toque de comino molido o pimienta cayena para un sabor picosito.
  • Separa ¾ de la salsa o mitad y mitad. Vamos a usar la mitad o ¾ de la salsa para marinar el pollo. A mi me gusta ponerlo en una bolsa recellable y así lo pongo en el refrigerador. Lo puedo mezclar fácilmente y me aseguro que todo el pollo quede bien cubierto. Deja marinar toda la noche (12 a 24 horas total) en el refrigerador para que agarre mucho más sabor o dejarlo 30 minutos (mínimo) o 1 hora si no tienes mucho tiempo. Mientras más tiempo se marine más sabor tendrá el pollo.
  • La marinada restante guardarla porque será la salsa para servir el pollo.
  • Pasado el tiempo retira el pollo de la marinada (esa marinada la vas a tirar) y coloca en un sartén muy caliente o parrilla-grill para cocinar el pollo. No agregues líquido de la marinada o no se podrá dorar el pollo. Lo puedes hornear también a 200ºC por 30 a 40 minutos o hasta que el pollo esté cocido (el tiempo depende de cómo dejaste el pollo y el tamaño).
  • Sirve con la salsa que reservaste. Si la sientes muy espesa puedes hacerla más ligera con agua, limón o aceite de oliva.

Pollo con salsa de tahini www.pizcadesabor.com

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.