Vainilla Vaina

Categoría:

Un 95 por ciento de las cápsulas de vainilla del mundo provienen de Vanilla planifolia. La vainilla «Bourbon» es la variedad producida en las islas del océano Índico, específicamente Madagascar, Reunión y Comoras, y anteriormente Bourbon. La vainilla mexicana es aquella cultivada y comercializada en México.La vainilla debe su característico aroma y sabor a la vainillina, un compuesto orgánico presente en el extracto de las semillas. Los frutos maduros e inmaduros, las hojas y las flores no desprenden ese aroma, pues esto sucede cuando el fruto (la cápsula) se seca y se somete a un tratamiento al vapor y de fermentación. El extracto de las semillas o del fruto entero se usa como saborizante y aromatizante de alimentos y como ingrediente de perfumes. Hay miles de productos alimentarios con sabor y olor a vainilla: helados, pasteles, panes, gelatinas, natas, sorbetes, caramelos, etcétera.

Se usa desde hace siglos para la elaboración de postres y bebidas; la vainilla en rama es originaria de América y proviene de una especie de orquídeas cultivadas en regiones tropicales.

Es un fruto incompletamente maduro, fermentado y desecado de la Vainilla planifolia que fue traída a España por los conquistadores españoles a principios del siglo XVI, siendo hoy en día una de las especias más apreciadas por el paladar del mundo occidental.

La variedad Bourbon de Madagascar es la de vainilla en rama más popular y buscada; es rica, oscura y cremosa con un aroma  dulce.

sus granos de vainilla  proporcionan un perfil de aroma y sabor muy  característico y apreciado que les diferencia de cualquier otro grano de vainilla.

Proceso de Maduración

La vainilla de Madagascar se procesa utilizando el método de Maduración «Bourbon». Esta técnica generalmente produce granos de vainilla con un mayor contenido de humedad; nuestros granos de vainilla Bourbon tienen un contenido de humedad de aproximadamente  el 33%, con un alto contenido de vainillina natural.

La vainilla en rama de Madagascar proporciona un sabor suave, rico y dulce; sus granos son los más finos de los granos de vainilla cultivados.

La vainilla bourbon es  muy apreciada  por los pasteleros profesionales y  panaderos, exhibiendo un aroma dulce de vainilla casi de caramelo, son ideales para muchas recetas para hornear, bebidas y postres.

Gourmet Black Vanilla”, Vainilla negra  de primerísima calidad, con un alto contenido de humedad que le da esa característica flexible y de carne pulposa, su color es completamente negro, chocolateado, sin defectos ni variaciones de color. Es un producto utilizado en alta cocina por los grandes chefs.

Conservación:

Hay que tener en cuenta que al igual que el vino, la vaina de vainilla sigue siendo un producto natural,vivo que durante su almacenamiento continúa evolucionando;  por ejemplo se pueden percibir notas de madera en su envejecimiento, así como una pérdida de humedad que conduce al secado de la Vaina y al enrojecimiento de la piel. Para su conservación se requiere que quede protegida del aire, de la Luz y de los olores; el envasado al vacío o en un envase hermético son las opciones más recomendables, también se puede  congelar o meter en el frigorífico en cuyo caso el proceso de maduración quedará interrumpido.

Nota: con el frío pueden aparecer manchas blancas en las vainas, esto no es moho, tan solo es que la superficie aceitosa de la vainilla se congela y blanquea. La vainilla no es un producto perecedero,  pero le recomendamos que la consuma dentro de dos años para que conserve su flexibilidad y sus aromas.

Kiwis confitados con sirope de vainilla y jengibre

  • 8 ud de Kiwi
  • 400 ml de Agua
  • 200 g de Azúcar blanco
  • 1 vaina de Vainilla natural
  • 1 unidad de Canela en rama
  • 1 cucharadita de Jengibre seco en polvo
  1. 1.

    Comenzamos pelando los kiwis y los dejamos enteros.


  2. 2.

    En una cazuela grande echamos el agua, el azúcar, la vaina de vainilla abierta, la rama de canela y el jengibre.


  3. 3.

    Esperamos a que arranque a hervir, bajamos el fuego y dejamos cocer entre 15 y 20 minutos.


  4. 4.

    Incorporamos los kiwis y dejamos que cuezan a fuego lento 3-4 minutos.


  5. 5.

    Sacamos los kiwis y los servimos con un poco del sirope que se ha formado durante la cocción.


  6. 6.

    Podemos tomarlos así o acompañarlos con un poco de helado.

 

Kiwis confitados con sirope de vainilla y jengibre

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.